El fiscal John Durham tendrá la última palabra, dijo el Fiscal General William Barr en una ronda de entrevistas en TV

12 de diciembre de 2019

12 de diciembre de 2019 – El Fiscal General William Barr fue entrevistado por la cadena NBC News el martes 10 y por el diario Wall Street Journal, luego que empezaron a salir las reacciones al informe del Inspector General del Departamento de Justicia, Michael Horowitz. El profesor Jonathan Turley tiene un artículo excelente en el periódico The Hill donde muestra que tan perjudiciales son para el FBI los resultados del informe, a pesar de los intentos de Horowitz por arreglarle la plana. (https://thehill.com/opinion/judiciary/473709-horowitz-report-is-damning-for-the-fbi-and-unsettling-for-the-rest-of-us)

Turley señala que decir, como plantea el informe, que la investigación que hizo el FBI a la campaña de Trump no fue algo “inapropiada”, para empezar, cuando se toman en consideración los abusos que señala el informe que cometió el FBI, es equivalente a darle las gracias al capitán del Titanic al inicio de su desastroso viaje. El miembro del grupo Veteranos Profesionales de la Inteligencia por la Cordura (VIPS en sus siglas en inglés), Larry Johnson también tiene un artículo basado en el resumen ejecutivo del informe de Horowitz. En su coloquial lenguaje, Johnson dice que el informe de Horowitz es un intento por “pulir el excremento del FBI”. (https://turcopolier.typepad.com/sic_semper_tyrannis/2019/12/horowitz-tries-to-whitewash-the-fbi-but-fails-by-larry-c-johnson-.html)

En su entrevista con NBC, Barr dijo: “yo creo que, probablemente desde el punto de vista de las libertades civiles, el mayor peligro a nuestro sistema de libertades es que el gobierno en turno utilizó el aparato del Estado, principalmente las agencias policíacas y las agencias de inteligencia, para espiar a sus adversarios políticos. Pero utilizarlos de tal modo que pudieran afectar el resultado de la elección”. Y agrega que “hasta donde yo sé, esta es la primera vez en la historia que se le ha hecho esto a una campaña presidencial”.

Barr reitera que espiaron a la campaña de Trump, y los informantes que lo hicieron (para el FBI y otras agencias) solo encontraron información exculpatoria de nexo alguno de la campaña de Trump con el gobierno ruso. No obstante, el FBI procedió a aplicar técnicas más intrusivas todavía, como utilizar un tribunal FISA (que autoriza el espionaje secreto cuando se sospecha que hay agentes extranjeros de por medio), y le ocultó al juez toda la información exculpatoria que habían conseguido. Más aún todavía, se basaron en un expediente compilado por el ex agente del MI6 británico, Christopher Steele, a quien le había pagado la campaña de Hillary Clinton para elaborarlo, un expediente que Barr calificó de “una impostura total”. Y Barr agrega que “cuando el caso se les cayó por completo, ¿qué hicieron luego? Siguieron con la investigación al Presidente, ya empezado su gobierno”.

“Yo creo que nuestra nación se volteó patas arriba por tres años con base en una narrativa espuria y falaz que fue difundida principalmente y publicitada por una prensa irresponsable. Creo que hubo abusos brutales… y un comportamiento inexplicable que es intolerable en el FBI”, declaró Barr. Para concluir, señaló que la palabra final se dará cuando presente el resultado de su investigación el fiscal John Durham, quien tiene una esfera más amplia en su investigación penal que le permitirá completar el cuadro de lo que sucedió realmente en 2016, entre otras cosas las actividades de agencias de inteligencia extranjera, la CIA y el Departamento de Estado.

El portal de LaRouche PAC tiene una actualización, en inglés, de las declaraciones de Barr, así como de la secuela en la audiencia de la Comisión Judicial del Senado que interrogó a Horowitz a fondo.