Se desmorona la coalición gobernante en Chile ante el levantamiento social y las exigencias por una nueva Constitución

26 de diciembre de 2019

26 de diciembre de 2019 —La coalición gobernante en Chile, “Chile Vamos”, conformada por los dos partidos de ultraderecha del país, el partido Unión Demócrata Independiente (UDI) y el partido Renovación Nacional (RN), se está desintegrando por el peso de los dos meses de protestas a nivel nacional, los pleitos en torno a cómo hacerles frente, y los señalamientos a nivel internacional de las espantosas violaciones a los derechos humanos perpetradas por el ejército y la policía durante este período.

El trasfondo de esta pugna, es que las manifestaciones siguen, aunque no tan imponentes en tamaño, y se mantienen también las exigencias populares de cambios profundos a nivel social y económico. Después de la votación en el Congreso la semana pasada, que aprobó el referendo para redactar una Constitución totalmente nueva, el Presidente Sebastián Piñera promulgó el llamado a referendo el 22 de diciembre, el cual establece el 26 de abril del 2020 para que se lleve a cabo, según la reseña del diario La Nación. Los ciudadanos chilenos irán a este referendo con el objeto de determinar si están de acuerdo con iniciar un proceso constituyente, para escribir una nueva Constitución, y cuáles mecanismos se van a crear para redactarla.

Pero no está claro si la coalición “Chile Vamos” va a existir para entonces, o incluso si Piñera va a poder mantenerse en la Presidencia, dado el bajísimo nivel de aprobación que tiene, de entre 10% y 13%. La Unión Demócrata Independiente (UDI) dijo que se va a salir de la coalición, dado que se opone al acuerdo al que llegaron el pasado 15 de Noviembre el gobierno y la mayoría de los partidos políticos con el fin de sustituir la Constitución de 1980, que fue escrita por el principal asesor del dictador Augusto Pinochet, el sinarquista Jaime Guzmán. Esto es una traición a los valores del partido, argumenta el UDI, y en especial una traición a Guzmán (seguidor del “magistrado del Tercer Reich” de Hitler, Carl Schmitt) a quien la UDI venera como al salvador nacional.

Es visible que Piñera está muy nervioso por el debilitado estado de la coalición, mientras que su reputación continua sufriendo de los varios informes internacionales que documentan las continuas violaciones de los derechos humanos cometidas por la policía. El informe más reciente fue publicado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos el 20 de diciembre, y da evidencias de las torturas, las detenciones arbitrarias, los ataques sexuales y ataques deliberados a los ojos de los manifestantes para cegarlos.