El senador Rand Paul responde reflexivamente al asesinato de Soleimani, pero los neoconservadores no tanto

6 de enero de 2020

6 de enero de 2020 — El senador republicano por Kentucky, Rand Paul, respondió en un tuit el viernes 3 al asesinato del general iraní Qasem Soleimani. Según la reseña del diario Washington Examiner, el senador Paul exhortó al gobierno de Trump a actuar con precaución, para que acciones como esa no desaten una guerra mayor. Paul recordó que, cuando el gran estadista Henry Clay perdió a su hijo en la guerra de agresión de Estados Unidos contra México (1846-1848), Clay “habló en una gran reunión pública en Lexington, en donde se encontraba el joven congresista Abraham Lincoln entre la multitud. Las palabras de Clay todavía son válidas: ‘una declaración de guerra es el más alto y terrible ejercicio de la soberanía; ese poder tan enorme y tremendo no se debe confiar al ejercicio peligroso de un solo hombre”.

Paul señaló que el derrocamiento del líder iraquí Saddam Hussein en 2003, había reafirmado a Irán y a sus aliados, lo cual fue una consecuencia involuntaria del vació de poder que dejó la salida de Saddam. “El Presidente Trump entiende viceralmente que el derrocamiento de Saddam Hussein hizo a Irán más fuerte. Soleimani, como Hussein, fue un hombre malvado que ordenó matar a estadounidenses. Sin embargo, la cuestión que queda es si su muerte llevará a una mayor o menor inestabilidad en el Medio Oriente”.

La cuestión fundamental ahora, señala Paul, es si el asesinato de Soleimani “extenderá la guerra para poner en riesgo las vidas de todo soldado y diplomático estadounidense en el Medio Oriente... Si vamos a ir a la guerra con Irán, la Constitución dicta que declaremos la guerra. Una guerra sin una declaración del Congreso, es una receta para generar erupciones intermitentes inútiles de violencia sin ninguna misión clara para nuestros soldados. Nuestros jóvenes hombres y mujeres en las fuerzas armadas merecen algo mejor”.

En marcado contraste, el presidente de la Fundación para la Defensa de las Democracias, Mark Dubowitz, un grupo neoconservador de hueso colorado conocido coloquialmente como el “Comité para hacer estallar al mundo”, respondió extático. Dijo que la muerte de Soleimani fue algo mucho más grande que la muerte de Osama bin-Laden. Le dijo al Washington Examiner que “es como perder a tu comandante del Estado Mayor Conjunto, al director de la CIA y al ministro del Exterior al mismo tiempo”.

Jordan Ανδρικά • Summer SALE έως -50%