Las nuevas sanciones contra Irán solo sirven al deseo del imperio británico de provocar la guerra

12 de enero de 2020

11 de enero de 2020 — Los secretarios de Estado y del Tesoro de EU, Mike Pompeo y Steve Mnunchin, respectivamente, informaron a la prensa sobre las nuevas “sanciones económicas punitivas” contra la economía y el pueblo de Irán, que se estipulan en la Orden Ejecutiva y Mensaje al Congreso que emitió el Presidente Donald Trump ayer. Se trata de “sanciones contra cualquier individuo que participe en los sectores de la construcción, minería, manufacturas, o textiles de la economía iraní, o cualquier otro sector de la economía iraní que decida el Secretario del Tesoro en consulta con el Secretario de Estado” (énfasis nuestro).

Mnuchin explicó, “déjenme ser claro: se trata de sanciones primarias y secundarias”, es decir, se aplicarán a cualquier extranjero o entidad, ya sea financiera o mercantil, que quiera tener alguna relación de negocio o invertir, e incluso hacer “donativos”, como señala la Orden Ejecutiva, en esas áreas de la economía de Irán.

Además, se ordenan 17 sanciones específicas contra las mayores empresas manufactureras de acero y hierro iraní, tres entidades ubicadas en las islas Seychelles, y una nave utilizada en la transferencia de productos, así como contra ocho altos funcionarios iraníes a quienes Pompeo designó como “cercanos al ayatolá” y que son elementos centrales de su aparato de seguridad.

Este intento por estrangular a la economía iraní es un acto de Guerra cometido por medios no militares, como si Irán hubiese atacado a Estados unidos y a los intereses estadounidenses.

Las sanciones a los sectores de la construcción, manufacturas, textiles y minero en Irán, se agregan a las sanciones que ya se han impuesto, delo cual Pompeo se jactó en la rueda de prensa que ya han logrado recortar los ingresos petroleros de Irán en 80%, de tal como que, según dijo, “Irán no puede tener acceso a un 90% de sus reservas en moneda extranjera”.

Pompeo se refirió con orgullo al “reconocimiento” que hizo el Presidente Rouhani hace dos semanas, de que “las sanciones le han costado a Irán más de $200 mil millones de dólares en pérdidas de ingreso del exterior y en inversiones”. Pompeo dejó en claro que se espera un cambio de régimen. Gracias al efecto que esto producirá en la economía iraní, “esperamos” que continúen las protestas y “vamos a exigir del régimen iraní que empiecen a tratar al pueblo iraní de la manera que tanto se merece”.

En particular, la Orden Ejecutiva le da el papel central a Pompeo para ejecutar las sanciones. La OE afirma de manera repetida que el Secretario del Tesoro tiene que consultar al Secretario de Estado para decidir a quién, a qué y cómo se implementan estas sanciones.

A la hora de escribir esta nota no se conocían todavía reacciones internacionales, pero se puede suponer que entre otros efectos, el propósito que tienen los británicos de acabar con el papel del dólar como moneda internacional dará pasos adelantados con este planteamiento ampliado de las sanciones de que cualquier nación que utilice el dólar, tiene que ajustarse a los dictados de Washington o será objeto de sanciones.

Air Jordan