BlackRock en Davos: los milmillonarios ordenan recortar inversiones en el carbón y el petróleo

20 de enero de 2020

20 de enero de 2020 — Un informe de la organización Oxfam dice que los 2,153 milmillonarios que hay en el mundo, tienen más riqueza que las 4,600 millones de personas que tienen la menor riqueza. Este informe está colocado en la página electrónica del Foro Económico Mundial, a cuya reunión asisten 119 de estos milmillonarios. En la reunión van a conversar sobre cómo hacer esa situación “sostenible”, mediante el recurso de hacer que los 4,600 millones paguen más en impuestos y en tarifas de electricidad, si es que van a tener electricidad, por supuesto.

La firma de gestión de inversiones más grande del mundo, BlackRock, está representada en el Foro por su presidente ejecutivo, el milmillonario Larry Fink, y el vicepresidente Philipp Hildebrand (ex jefe del banco central suizo) uno de los cuatro autores del informe sobre el “cambio de régimen” fiscal que propusieron el verano pasado en la reunión de banqueros en Jackson Hole, Wyoming. Ese informe plantea que la “emisión cuantitativa” (imprimir dinero inorgánico) para prestarlo a los bancos, ha fracasado en toda una década, y por tanto debe haber un “cambio de régimen”, en donde los bancos centrales le retiran la política fiscal a los gobiernos y la dictan los bancos centrales, y asumen la facultad de imprimir dinero directamente para los gobiernos, instituciones, etc., sin necesidad de tener que pedir permiso, o sea, el “cambio de régimen” que propone BlackRock para los bancos centrales no solo es un plan para financiar las “inversiones verdes”, sino un intento desesperado para dejar a los bancos que impriman cada vez más agregados monetarios para rescatar las deudas impagables y salvar al sistema financiero del crac venidero.

Hildebrand habló de la necesidad de “reformular las finanzas de modo fundamental”, y la agencia Bloomberg lo destacó con una entrevista desde Davos, en donde elogia al jefe saliente del Banco de Inglaterra, Mark Carney, y propuso la creación de una moneda digital global para los bancos centrales para sustituir al dólar. “El gobernador Carney ha estado y está a la vanguardia en la propuesta de esto”, dijo Hildebrand cuando hablaba de las “finanzas verdes”, la idea de canalizar todo financiamiento únicamente hacia las inversiones en tecnologías “verdes” y quitarle todo el financiamiento a las inversiones en hidrocarburos y carbón.

BlackRock opera varios fondos que en total gestionan unos $7 billones de dólares en activos para todo tipo de inversionistas, individuales o institucionales. Gran parte de estos fondos se invierten en acciones, bonos e índices de derivados, según lo solicita el inversionista, y por lo tanto BlackRock no puede utilizar simplemente ese capital para chantajear a las corporaciones a que abandonen el carbón, el petróleo o la energía nuclear y que se metan en las estafas verdes. Pero Hildebrand alega que “los operadores de índices están bastante de acuerdo” con el “riesgo de la sustentabilidad” y en castigar los combustibles fósiles. “Hemos dejado muy en claro que esperamos que las compañías estén a la altura de sus responsabilidades de información… Esto va a implicar cambios sustanciales en las colocaciones de capital y en la rentabilidad”.

Pero también tiene que haber un garrote “verde” de parte de los gobiernos, subrayó. “Habrá leyes, habrá reglamentos”, explicó. También pudo haber dicho que habrá impuestos. “Este es un problema del gobierno. Nosotros no podemos alcanzar las metas de París si no hay programas coordinados y sostenidos de los gobiernos”.

Carney no solo es uno de los ponentes en Davos; es el jefe del Comité de Planificación del Foro Económico Mundial, que organizó todo el evento, e invitó a su amigo Carlos, príncipe de Gales.

Air Jordan 1 Low Emerald Rise/White-Black For Sale