Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

A quien los dioses van a destruir…

18 de febrero de 2020
helga-yangrui.jpg
El conductor de TV CGTN, Yang Rui, entrevistó a Helga Zepp-LaRouche y a Bill Jones durante su último viaje a China, y la entrevista se transmitió el 13 de junio de 2019 en el programa "Diálogo con Yang Rui", con el titular de "incentivos y evaluación de riesgos de la Iniciativa de la Franja y la Ruta".

18 de febrero de 2020 — No se enfoquen en cualquier aspecto aislado de la crisis múltiple que enfrenta la humanidad, señaló ayer Helga Zepp-LaRouche. Ese enfoque te llevará a hacer una interpretación errónea de lo que sucede en el mundo, y lo que hay que hacer al respecto. La cuestión es: ¿Por qué amenaza la epidemia del virus COVID-19 en convertirse en una epidemia global si no se le contiene? ¿Por qué el frustrado juicio político contra el Presidente Donald Trump se podría convertir en un abierto golpe de Estado? ¿Por qué la plaga de langosta que barre con el Cuerno de África se podría convertir en una plaga completa y generalizada que destruya el suministro de alimentos de naciones que suman casi 2 mil millones de personas de las 7,600 que habitan el planeta? ¿Por qué lleva la presente decontrucción de la música y el arte una trayectoria de transformar la cultura de la humanidad en una secta satánica? ¿Y por qué está sucediendo todo esto al mismo tiempo?

La respuesta, explicó Zepp-LaRouche, es que “nos hallamos en la extraordinaria turbulencia de un cambio de período histórico, en donde la mayoría de la gente no es consciente en absoluto de qué tan gigantesca es realmente la transformación y el colapso de lo que sucede”. El mentado “Occidente” se está desintegrando, su sistema financiero transatlántico se encuentra en una crisis de desintegración, y su casta dominante con centro en la City de Londres y Wall Street se prepara para imponer dictaduras y austeridad fascista para tratar de mantenerse a flote. Han mostrado su absoluta incapacidad para siquiera considerar por qué se está derrumbando su sistema imperialista liberal, ni a considerar la posibilidad de que sean sus propias normas y principios lo que ha llevado al desastre actual.

Esta incompetencia se exhibió de cuerpo entero en la recién concluida Conferencia de Seguridad de Múnich, la cual voceros del antiguo régimen como el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo y la presidente de la Cámara de Representantes de EU, Nancy Pelosi, trataron de convertir en un circo en contra de China, ¡precisamente en el momento en que ese país está haciendo lo máximo para contener el virus COVID-19, para el provecho de el mundo entero!

Estados Unidos debería de estar colaborando con China y con Rusia, no amenazándolas y atacándolas, subrayó Zepp-LaRouche. Se debe organizar una reunión cumbre de las cuatro potencias que especificaba Lyndon LaRouche (Estados Unidos, China, Rusia e India) para las próximas semanas por venir, para abordar la creciente cascada de crisis existenciales que enfrenta el planeta, y para resolverlas mediante el expediente de poner en quiebra definitiva al moribundo imperio británico, y organizar un nuevo paradigma que sustituya al podrido paradigma geopolítico hobbesiano de todos contra todos. Esa es la misión que solo se puede lograr acudiendo a los programas y métodos de Lyndon LaRouche, cuyo legado vivo tiene que ser exonerado por ese motivo.

Air Force 1 Sage Low