Trump señala que los líderes demócratas quieren agarrar a Bernie Sanders, no los rusos; elogia a Xi Jinping por su respuesta ante el COVID-19; comentarios sobre los acuerdos con el Talibán

25 de febrero de 2020

25 de febrero de 2020 — Antes de salir a su recorrido por India el pasado domingo 23 de febrero, el Presidente Donald Trump respondió a los periodistas sobre diferentes temas, como las típicas preguntas estúpidas sobre la “interferencia” rusa en las elecciones del 2020.

Trump señaló contundentemente que ahora a Bernie Sanders le están dando el mismo tratamiento que le dieron en el 2016, cuando Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata (CND) sabotearon su campaña. Felicitó a Sanders por su victoria en Nevada, y refutó la versión de que Sanders esté confabulado con Rusia.

“Ustedes saben”, dijo, “los demócratas están tratando a Bernie de manera muy injusta. Y a mí me parece que tiene que ver con una filtración” [haciendo referencia al informe supuestamente confidencial de Shelby Piersen la semana pasada ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes en el que afirmó que los rusos estaban interfiriendo en las elecciones del 2020], “una filtración de Adam Schiff [el presidente de esa Comisión de Inteligencia], porque ellos no quieren que Bernie Sanders los represente. Suena otra vez como si fuera el 2016 para Bernie Sanders”. Parece como que Bernie Sanders va a ser el candidato demócrata, dijo el Presidente, “a menos que lo saquen haciendo trampa”.

Sobre el caso de Roger Stone, habló sobre la mujer tendenciosa que presidió el jurado, que primero “de alguna manera consiguió llegar a formar parte del jurado…. Y podría decir mucho más acerca de toda esta situación, pero me voy a abstener”. También se preguntó por qué la juez Amy Berman Jackson no dio su sentencia sobre el caso de esa mujer prejuiciada primero (lo cual le impedía ser parte del jurado, y menos presidirlo), y en cambio fue directo y dictó sentencia a Stone. “En teoría, debes decidir sobre eso primero y luego ves qué sucede”

Cuando un periodista quiso saber si el Presidente Xi Jinping debería estar “haciendo algo distinto” con respecto a la respuesta al coronavirus, Trump respondió que “Xi está trabajando muy, muy duro. Yo hablé con él. Está trabajando muy duro. Creo que él está haciendo una muy buena labor. Es un problema enorme. Pero el Presidente Xi ama a su país. Él está trabajando muy duro para resolver el problema y lo va a solucionar. ¿Estamos?”. El coronavirus novel, añadió, es algo “grave; es una situación grave por la que está pasando el mundo entero”.

Y con respecto a la posibilidad de un acuerdo con el Talibán en Afganistán, y si se puede confiar en que ellos mantendrán su palabra, Trump explicó que Estados Unidos ya ha estado allí por 19 años.

“Somos como una fuerza de orden público. Creemos que ellos quieren llegar a un acuerdo”, y “nosotros queremos lograr un acuerdo. Yo creo que va a funcionar; veremos”, señaló. Parece que hasta ahora el acuerdo de reducción de la violencia actual se está sosteniendo, afirmó, pero añadió que quiere ver cómo salen las cosas. Le preguntaron si le pondría un nombre al acuerdo, y respondió: “Si, asumiendo que funcione más allá de la semana próxima. Yo le pondría mi nombre. Claro que si, es hora de regresar a casa. Y ellos ya quieren parar esto”.

NIKE AIR HUARACHE