El Presidente Trump declaró una emergencia nacional de salud; el gobierno federal se asocia con el sector privado para tomar medidas

14 de marzo de 2020

14 de febrero de 2020 — El Presidente Donald Trump dio una rueda de prensa en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca el viernes 13, en donde anunció la declaración de emergencia nacional de salud, con lo cual se confiere una mayor autoridad a las agencias del gobierno federal del Departamento de Salud y Servicios Humanos; asimismo, informó que se contará con la cooperación del sector privado, compañías farmacéuticas y distribuidoras, a fin de abordar de manera inmediata la crisis del coronavirus novel que amenaza al país.

El Presidente transmitió un sentido de urgencia y de movilización apropiada para las circunstancias, y anunció una serie de iniciativas razonables que se pueden llevar a cabo de inmediato. Dijo que Estados Unidos, con su espíritu “inquebrantable” y una historia de unidad en tiempos de crisis, puede superar esta situación.

“El gobierno federal utilizará todas las herramientas a su disposición” para garantizar el éxito, declaró Trump. Asimismo, se refirió al excelente equipo de trabajo que había establecido con los gobernadores de los estados, en particular el de Nueva York, Andrew Cuomo, y el de California, Gavin Newsom, al igual que con el sector privado, cuyos representantes estaban de su lado, junto con el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID, en sus siglas en inglés).

La declaración de emergencia permitirá lo siguiente:

  • Disponer, de acuerdo a la Ley Stafford, de hasta $50 mil millones de dólares para desplegarlos en los estados, territorios y localidades.

  • Pedir a cada uno de los estados que establezcan estaciones de emergencia y hospitales para activar los planes de preparación de emergencia, “para satisfacer las necesidades de los estadounidenses en todas partes”.

  • Se van a dispensar una serie de regulaciones y requisitos para darle alos hospitales y médicos una flexibilidad máxima en términos de la utilización del espacio, camas, etc. Se establecerá rápidamente una capacidad de emergencia, dijo Trump.

  • Se liberarán recursos de las reservas de equipo militar.

  • Se le confiere una más amplia autoridad al Secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, para permitirle la dispensa de reglamentos diversos, a fin de que los médicos, hospitales y personal médico en general “puedan tener máxima flexibilidad para responder al virus y a la atención de los pacientes”.

  • Esa “flexibilidad” significa prescindir de algunas leyes para facultar el empleo de atención médica por videoconferencia, por ejemplo, que se utilizó exitosamente en China. Se dispensarán ciertos requisitos federales para que los médicos de otros estados puedan proporcionar el servicio en otros estados con mayor necesidad.

  • Se acelerarán las pruebas, mediante una asociación con el sector privado, para asegurar que quienes necesiten una prueba la puedan obtener de manera segura y rápida. Se inició un proceso de discusión con las farmacias y proveedores para hacer pruebas de paso, con sistemas automatizados, “en las localidades críticas que identifiquen los profesionales de la salud pública”. Google estableció un portal electrónico para que la gente pueda encontrar un sitio conveniente para hacer pruebas de pasada, y se establecerán estas localidades en todo el país, dijo Trump, con la cooperación de los proveedores y cadenas de supermercados como Walmart, Walgreens, Target, CVS y otros. Se refirió a que la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en sus siglas en inglés) dio su aprobación de emergencia para una nueva prueba de coronavirus que desarrollo el laboratorio Roche Holding, que puede dar resultados en cuatro horas.

Luego de la conferencia le preguntaron al doctor Fauci sobre sus críticas a los Centros de Control de Enfermedades por su retraso en hacer las pruebas de COVID-19, y dijo que lo que el Presidente planteó es un ejemplo de esfuerzo proactivo para estar “a la vanguardia”, eliminar las restricciones y a la vez aplicar una contención eficaz y mitigar el impacto. Sin embargo, no minimizó para nada el peligro o la probabilidad de que surjan muchos más casos, pero subrayó que “este es un gran paso para avanzar”.

Durante toda la conferencia de prensa, el Presidente Trump estuvo elogiando la respuesta de China, al Presidente Xi, y al comercio con China.