La Reserva Federal empezó el rescate de los bancos de la City de Londres y de Wall Street

19 de marzo de 2020

19 de marzo de 2020 — La Reserva Federal de Estados Unidos, el banco central estadounidense, echó mano otra vez de una disposición de su reglamento que le permite “en circunstancias inusuales y exigentes”, hacer lo que hicieron ya para rescatar a Wall Street de su derrumbe a fines de 2007 y durante 2008. Anunció la creación de un mecanismo denominado “Facilidad de Crédito para los Agentes Primarios” (PDCF, en sus siglas en inglés); los “agentes primarios” son los bancos que la Reserva designa como los agentes para vender los valores del gobierno de Estados Unidos (certificados y bonos de la Tesorería). Lo que significa esto es que, finalmente, como lo habían solicitado los banqueros, la Reserva Federal ya inició un proceso para rescatar directamente a las firmas tenedoras financieras, luego de que desde el 17 de septiembre del año pasado había estado ayudando día a día al sistema interbancario. “La Facilitad le permitirá a los agentes primarios respaldar un funcionamiento más parejo de los mercados y facilitará la disponibilidad de crédito a las empresas y a los hogares”, según dijo la Reserva Federal en una declaración que publicó el martes 17, que en realidad no tiene nada que ver con el verdadero propósito de rescatar a los bancos insolventes.

La Reserva Federal de Nueva York, bajo situaciones relativamente normales, otorga préstamos a 90 días directamente a los bancos agentes primarios, con lo cual proporcionan liquidez al mercado interbancario; pero desde el 17 de septiembre del año pasado, no le transmiten esa liquidez al mercado interbancario, y la Reserva ha tenido que hacer préstamos diarios para que no se caiga el mercado interbancario (préstamos entre los bancos de un día para otro). Ahora, con la PDCF los bancos y los agentes corredores tienen acceso a los préstamos de la Reserva, ofreciendo alguna garantía como colateral, que son los títulos que se están hundiendo en las bolsas de valores. Pero mediante el PDCF la Reserva Federal les da un valor fijo que los bancos pueden utilizar para sus balances y encubrir su insolvencia.

La declaración de la Reserva dice que “las garantías que sirvan como colateral bajo el PDCF incluyen todas las garantías que sirven de colateral en las operaciones de mercado abierto; además, los títulos de deuda corporativa con grado de inversión [tan bajas como BBB], títulos de las agencias internacionales, papel comercial, títulos municipales, título con respaldo en hipotecas [como las que estallaron en 2007-2008], y títulos con respaldo en activos; además las acciones comunes. El colateral en garantía será evaluado por el Banco Nueva York Mellon de acuerdo a un programa diseñado para que sea similar al margen programado para préstamos de la Ventanilla de Descuento, en la medida de lo posible”.

Este mecanismo fue precisamente el mayor rescate directo a Wall Street que hizo la Reserva Federal en 2008, y le permite asignarle un valor a los papeles tóxicos que en las bolsas de valores se están desplomando, y que les asignen sus propietarios cualquier valor que acuerden con los empleados del Banco Nueva York Mellon, y las conviertan en efectivo para seguir especulando con más papel tóxico. Los “bancos agentes primarios” no son las unidades de banca comercial de las grandes firmas tenedoras de Estados Unidos o de Europa, sino las propias compañías tenedoras, y por lo tanto, prioritariamente sus unidades de banca comercial, casas de bolsa y corretaje, que son las que se están hundiendo en este momento.

La idea de que la Reserva Federal tiene autorización para hacer eso, basado en la disposición referida al principio, es totalmente absurdo. Esa disposición solo le permite ir más allá de su limitación normal (aceptar como garantía colateral los valores de la Tesorería o que tienen respaldo de la Tesorería de EU) y puede aceptar títulos de calidad AAA o valores corporativos de ese grado. Pero en 2008 lo hicieron, a pesar de ser ilegal, para evitarle a esas firmas tenedoras financieras que borraran masivamente el papel inservible tóxico y se declarasen en insolvencia, como era el caso entonces, y como lo es en este momento.

Sneakers