Valor de accionista en oposición a valor humano: dos historias, una moraleja

22 de marzo de 2020
21 de marzo de 2020 — En Italia la semana pasada, el hospital Chiari se estaba quedando sin válvulas de reemplazo para el funcionamiento de sus respiradores y la compañía que los construye ya no tenía en su almacén. Cuando unos empresarios locales se ofrecieron para construirlos con tecnología 3D, se pusieron en contacto con el proveedor de las válvulas, quien se rehusó a darles ninguna ayuda (como compartir con ellos el archivo 3D del diseño de las válvulas), e ¡incluso los amenazó con demandarlos por violar la patente! Decididos a salvar vidas, y sin la ayuda de quienes producen las válvulas, el equipo de industriales produjo rápidamente nuevas válvulas, y en estos momentos las están probando para su uso. El 9 de marzo, el Grupo Fortress Investment utilizó como pretexto las patentes que le compraron en 2018 a Theranos (la desacreditada compañía especializada en la salud individualizada, que está ahora en bancarrota) para introducir una demanda contra BioFire Diagnostics. Según el documento de la demanda, BioFire (que estaba desarrollando una tecnología de análisis para detectar casos del COVID-19) estaba infringiendo ilegalmente las patentes de Fortress. Fortress exigió que BioFire pagase por “daños… además de intereses y costos" más “daños agravados” y “daños suplementarios”, y en vista de que se trata de “un caso excepcional… [también deben pagar] loa honorarios de los abogados y los costos asociados con esta acción". Luego de que hubo una respuesta enorme contra Fortress, la demanda fue retirada. Este caso de secuestro flagrante de una patente para sacar dinero o para {obstaculizar la investigación} durante una pandemia es inaudito, pero está completamente dentro de la visión satánica sobre la humanidad que se manifiesta en el sistema financiero trasatlántico. Consideren el hecho de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) se negó a trabajar con el gobierno de Maduro en Venezuela. Vean el hecho de que la Unión Europea (UE) se negó a ayudar a Italia mientras que Christine Lagarde, presidente del Banco Central Europeo (BCE), envía un tuit diciendo que "Tiempos extraordinarios ameritan acciones extraordinarias. No hay límites en nuestro compromiso con el euro". Sopesen el que Pompeo le restriega a Irán las sanciones en el momento en que este país está enfrentando una situación de salud espantosa. Definitivamente el mundo clama porque construyamos un nuevo paradigma, y ¡eso se tiene que hacer ya! La reorganización urgentemente necesaria de la economía mundial, para llevarla a bases solidas, fue un tema central del trabajo de toda su vida de Lyndon LaRouche. Alcanzar esa transformación requiere de acciones inmediatas.