El Presidente de El Salvador insiste: para sobrevivir a la pandemia tenemos que colocar la vida por encima del dinero

23 de marzo de 2020

23 de marzo de 2020 —El Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, endureció la cuarentena nacional que se impuso justo después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia, a raíz de que se confirmó hace tres días el primer caso de COVID-9. Se necesita tiempo para preparar al sistema de salud de El Salvador que es pequeño y precario, le dijo Bukele a la nación. Informó que este país, que tiene una población de 6.5 millones de personas, solo tiene la capacidad de ocuparse de 1,300 casos, 800 de los cuales estarán en habitaciones de hoteles, y 500 en hospitales y en unidades de cuidados intensivos (UCI).

En cuanto empezaron a golpear los efectos de la cuarentena menos rigurosa, el 18 de marzo, el Presidente anunció que su gobierno declaraba una moratoria de tres meses a los pagos de la electricidad, agua, hipotecas, préstamos personales, tarjetas de crédito, teléfonos, cable e internet, entre otros servicios, que debiesen las personas y empresas afectadas por la pandemia y por la cuarentena impuesta para mitigar la propagación. Los gastos devengados serán luego repartidos en el tiempo del préstamo o del contrato, o por dos años como mínimo, sin cargos de intereses o peligro de impago o daños a la solvencia. Por ejemplo dijo, "si usted tiene una hipoteca de 30 años y ya pagó 13, los tres meses serán repartidos en los 17 años siguientes sin intereses".

Se impondrá un estricto control de precios, dijo, a los productos básicos como el arroz etc.

En su discurso se dirigió muy en particular a los empresarios ricos del país: "No suban los precios porque vamos a cerrar sus negocios y les vamos a decomisar la mercadería con la que querían estafar a la gente". El gobierno y el país tienen que invertir decenas de millones de dólares en equipos para hacer los análisis, medicamentos, equipos, respiradores etc. Cualquiera que trate de sacar ganancia o se robe ese dinero irá a la cárcel, "Al que toque un centavo yo mismo lo voy a meter preso" aseveró Bukele.

"Hay también algunos empresarios que están preocupados que van a ser un 15 o un 20% menos ricos. Créanme, ustedes tienen dinero para vivir diez vidas, veinte vidas; es decir, no va a vivir suficiente para acabárselo".

"Piense en vivir. Piense en que cuando usted necesite una cama de hospital para que le atendamos créame que lo último que le va a importar es su cuenta de banco", señaló en su discurso. "Lo que va a querer es que haya un ventilador mecánico".

"Esto es una situación nunca antes vista por los que estamos vivos. Las potencias del mundo no saben qué hacer" y ciertamente, nosotros no somos una potencia”, dijo. "Piensen en su familia. Nadie está inmune. Ya vimos que los jóvenes también mueren. Quiero pedirles que se lo tomen en serio. Sé que algunos van a perder algo de lo que tienen o de lo que les falta, pero piensen en cuánto vale la vida. Cuánto darían por traer a un ser querido de regreso. Yo daría todo lo que tengo. Sacrifiquémonos todos un poquito", señaló Bukele enérgicamente.

M2k Tekno