Kudlow y Mnuchin anunciaron el salvataje de los mercados con $4 billones, como parte del “paquete de estímulos” de $6 billones

26 de marzo de 2020

26 de marzo de 2020 – Durante su intervención en el informe diario de la Casa Blanca sobre la crisis del COVID-19 el martes 24, el director del Consejo Económico Nacional, Larry Kudlow, quien asesora al Presidente Trump, anunció que el tamaño total del “paquete de estímulos” que se estaba negociando con el Congreso, es de $6 billones (millones de millones) de dólares, de los cuales $2 billones son para las empresas y los trabajadores afectados por la crisis del coronavirus, y los otros $4billones los va a emitir la Reserva Federal, apalancada por el Departamento del Tesoro, es decir, por los contribuyentes. Kudlow declaró:

“Y finalmente, quiero mencionar al Fondo de Estabilización Cambiaria del Departamento del Tesoro. Este se va a reabastecer. Es importante porque ese fondo abre la puerta para darle poder de fuego a la Reserva Federal para enfrentar de manera amplia en toda la economía a las industrias en dificultades, para las pequeñas empresas, por la turbulencia financiera.

“Ya ustedes han visto que las acciones que ha tomado la Reserva. Y tienen la intención de tomar más medidas… Es muy, pero muy importante; no todos entienden esto… Así que, el paquete total aquí viene a ser de unos $6 billones de dólares: $2 billones de asistencia directa, y unos $4 billones en capacidad de préstamo de la Reserva Federal”.

Kudlow tuvo el descaro todavía de calificar este inmenso intento hiperinflacionario de rescatar a Wall Street y la City de Londres, como “el mayor paquete financiero en la historia de Estados Unidos para el ciudadano del común”.

Al día siguiente, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, repitió el anuncio de los $4 billones que saldrán de la Reserva Federal en el informe diario de la Casa Blanca del miércoles 25. Mnuchin había hablado ya de esta propuesta de los $4 billones el fin de semana con el presidente de la Comisión Bancaria del Senado, senador Mike Crapo, y otros. Mnuchin le dijo el domingo al noticiero Fox News que “la cuarta parte” del paquete que discutía el Congreso es “un paquete significativo que se trabaja con la Reserva Federal, el cual proporcionará hasta $4 billones de liquidez que podemos utilizar para apoyar la economía”. La intención es utilizar unos $400 o $500 mil millones de dólares de fondos directos del Tesoro para poder apalancar diez veces esa cantidad a través de la Reserva Federal, para empezar. Mnuchin dijo que el plan tiene el propósito de hacer frente a un “escenario de 10 a 12 semanas”, pero que están preparados para hacer más si la situación se prolonga por más tiempo. Esto contrasta con los escenarios que ha presentado la Casa Blanca los últimos días, de que esperan que la gente regrese a trabajar “para la semana santa”, es decir, dentro de dos semanas.

Kudlow trató de asegurarle al país que el programa tendrá un “consejo de vigilancia”, y Mnuchin anunció que empresas financieras del sector privado participarán en la administración del programa. Pero, según las reseñas de la prensa, la principal firma que ya ha sido contratada para ese fin por la Reserva Federal, es nada más y nada menos que BlackRock. En agosto de 2019, BlackRock circuló un informe que se discutió en la reunión de la élite financiera mundial pública y privada en Jackson Hole, Wyoming. En ese informe, BlackRock propuso la política de “cambio de régimen monetario” para “ir directo” con el dinero de helicóptero, pero en grande, para rescatar al sector financiero insolvente, precisamente el plan que se está implementando ahora. Pero con la variante de que “los buitres cuidan la carnicería”.

Air Jordan 1