China ofrece cooperación a Estados Unidos, y fustiga las acusaciones desquiciadas en su contra

20 de abril de 2020

20 de abril de 2020 – El diario chino semioficial en inglés China Daily publicó una editorial en su página de inicio de su versión en línea el domingo 19, con un encabezado que lleva un mensaje muy claro: “Nunca es tarde para unir esfuerzos en la lucha contra un enemigo real”. Al mismo tiempo, la editorial es muy tajante al responder a las imputaciones cada vez más desquiciadas que se han lanzado contra China.

“Los comentarios de algunos funcionarios de alto nivel de Estados Unidos, el Reino Unido y de Francia la semana pasada, donde se quejan de lo que ellos alegan fue una falta de transparencia de parte de China en las fases iniciales de la pandemia del coronavirus novel, aunque quizás tienen el propósito de atacar a Chin, más bien parece un intento de absolverse de su culpabilidad por la situación en sus países. Pero por más que intenten culpar a China, no es culpa de China que los países estén pagando las consecuencias por no hacer caso de las repetidas advertencias y los llamados de la Organización Mundial de la Salud de que debían haberse preparado para una posible pandemia.

“Y mientas tratan de demostrar que esas advertencias no bastaron para incitarlos a actuar, deben recordar que no tienen ninguna coartada para su inexplicable inacción luego de que el gobierno chino diera instrucciones a una sexta parte de la población mundial prácticamente, para que se quedara en casa, incluso un cierre de toda la provincia de Hubei, que llevó a la segunda economía más grande del mundo a una situación casi de parálisis de la noche a la mañana. A solo tres semanas después de que China advirtiera oficialmente el 3 de enero que había identificado un brote, los esfuerzos de cuarentena sin precedentes en el país deberían haber convencido a todos de la gravedad de la situación.

“La baja tasa de mortalidad de China comparativamente en la pandemia, no se origina de ninguna manipulación de las cifras sino de los esfuerzos rigurosos que ha hecho China para cortar la cadena de transmisión y concentrar sus recursos en la provincia de Hubei y en Wuhan en particular”.

El periódico Global Times también publicó una editorial muy cáustica el domingo 19, en donde señala que “El Presidente de Estados Unidos Donald Trump trato de probar su liderazgo efectivo en la lucha con el COVID-19 durante su informe diario del sábado en la Casa Blanca. Dio que la tasa de mortalidad en Estados Unidos era de 11.24 por cada 100,000 personas, más baja que la de España, Francia e Italia. La tasa de mortalidad en China es de solo 0.33 por cada 100,000 personas y Trump explotó diciendo que era ‘imposible’, y que si ‘¿se cree alguien realmente esa cifra?’…

“Estados Unidos es el país más poderoso y tiene los recursos médicos más abundantes y la tecnología más avanzada. También se podría referir a la experiencia de China. Pero ahora, sus muertos diarios [por la pandemia] rondan los 2,000 y podrían llegar a un máximo de 4,000. Esto supera la imaginación de China sobre Estados Unidos. No hay motivo alguno para esa mortalidad en masa. La propagación del COVID-19 en Estados Unidos es casi como la de una sociedad primitiva. No debía de haber sido así si Estados Unidos tuviese la más mínima ciencia y organización…

“Han muerto casi 40,000 personas del coronavirus en Estados Unidos, muchos más que otros países en el mundo. Y es difícil decir que tan grande va a ser. Incluso si las leyes de Estados Unidos no están preparadas para hacer que rindan cuentas quienes están en el poder, eventualmente la historia los juzgará”.

Air Force 1 Sage Low