Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Conferencia Internacional del Instituto Schiller: una nueva forma de pensar une al mundo por un nuevo paradigma

28 de abril de 2020
lyn_helga_schiller_conf_11-2-13-fixed.jpg
Lyndon LaRouche y Helga Zepp-LaRouche en una conferencia del Instituto Schiller en Pasadena, California, sobre el tema de “Desarrollar el Pacífico y acabar con la garra del imperio”, el 2 de noviembre de 2013. (Foto del Instituto Schiller).

Video archivo de la conferencia

28 de abril de 2020 — Luego del derrumbe del sistema financiero occidental en 2008, Lyndon LaRouche presentó las medidas de emergencia necesarias para acabar, en primer lugar, con la política financiera del imperio británico que creó la burbuja, pero advirtió que solo una combinación de las cuatro potencias de mayor peso en el mundo (Rusia, China, India y Estados Unidos) trabajando en equipo, en colaboración, podía construir la nueva estructura económica internacional para sustituir al sistema monetario quebrado que tiene como centro al eje de la City de Londres y a Wall Street. Esas propuestas se rechazaron y en su lugar se perpetró el enorme salvataje para los bancos “demasiado grandes para quebrar”, lo cual ocasionó la formación de una burbuja del doble del tamaño de la anterior, de casi $2,000 billones de dólares en su mayor parte de puras deudas de apuestas de azar en los derivados financieros. A esta idiotez se le agregó la imposición de unas despiadadas medidas de austeridad en las naciones de la región del transatlántico y en el sector en desarrollo en África e Iberoamérica.

Este fin de semana pasado, el Instituto Schiller realizó una conferencia de dos días bajo el lema de que “La existencia de la humanidad depende del establecimiento de un nuevo paradigma”. [Todos los paneles se pueden consultar, en es.larouchepac.com/20200430-1, o en inglés, en https://schillerinstitute.com/blog/2020/03/29/conference-mankinds-existence-now-depends-on-the-establishment-of-a-new-paradigm/. Próximamente se publicarán los paneles con su traducción al español y otros idiomas]. Unas 2,500 personas asistieron a la conferencia en línea en el transcurso de los dos días, desde unos 55 países de Europa, Asia, África y las Américas. Para el lunes 27 en la tarde, el número total de visitas al primer panel (en inglés) en el canal de YouTube tenía ya 5,300 visitas. Entre los más de 40 ponentes, destacan los discursos magistrales de la fundadora del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, del Primer Representante Permanente Alterno de la Misión de la Federación Rusa ante las Naciones Unidas, Dmitry Polyanskiy, y del Cónsul General de la República Popular de China en Nueva York, Huang Ping. En conjunto, las presentaciones demostraron la posibilidad y la urgencia de que el “Oriente” y el “Occidente” puedan trabajar juntos para acabar con la división imperial del mundo entre bloques en guerra, para abordar las amenazas existenciales que enfrenta ahora la humanidad, tanto del coronavirus como del desastre financiero y económico global que detonó la pandemia, como del grave peligro de una guerra nuclear que buscan los británicos y sus títeres neoconservadores y neoliberales angloamericanos.

Se enviaron más de 200 preguntas a los ponentes durante las conferencias, de varios embajadores africanos y sudamericanos, de agricultores, funcionarios electos y de patriotas y ciudadanos de todo el mundo.

La conferencia demostró una manera de pensar diferente a la de las estructuras desarticuladas del pensamiento geopolítico de suma cero impuestas al público global por los medios corporativos del imperio y los sistemas educativos corruptos. Los cuatros paneles de la conferencia, sobre estrategia, ciencia, cultura clásica y economía física, se presentaron como una unidad, en el sentido que se refieren los pensadores cuyas ideas dieron ascenso a las grandes naciones de la historia: Platón, Confucio, Nicolás de Cusa, Godofredo Leibniz, todos los cuales reconocían que la unidad, es mayor que la suma de sus partes.

El mundo no va a ser nunca el mismo después de la pandemia de COVID-19. La “causa” de la pandemia no se puede ocultar con toda la histeria de que fue “China-China-China” (una réplica de la fracasada campaña de “Rusia-Rusia-Rusia” con la que se ha tratado de sabotear el propósito de Donald Trump de establecer relaciones amistosas con Rusia y con China). La causa no fue ninguna persona o ningún país, sino la destrucción de la política económica del Sistema Americano en Estados Unidos, desde el asesinato de John Kennedy, y luego los cincuenta años de austeridad desde que acabaron con el sistema de Bretton Woods iniciado por Franklin Roosevelt, una austeridad que destruyó la infraestructura y la capacidad industrial del mundo occidental y del sector en desarrollo por igual, en especial el desmantelamiento de los sistemas de salud pública, todo para maximizar las ganancias de las firmas de Wall Street que controlan las compañías privadas del sistema de salud privatizado.

Pero el mundo tampoco es el mismo luego de esta conferencia histórica del Instituto Schiller. Un “nota cierta” se ha escuchado en este Año de Beethoven, y esa nota resuena en todo el mundo, resuena con la Nueva Ruta de la Seda, y con la emergencia necesaria de una conferencia para un Nuevo Bretton Woods, encabezada por Vladimir Putin, Xi Jinping, Narendra Modi y Donald Trump, junto con los demás dirigentes de buena voluntad en el mundo, para cambiar las ideas decrépitas del imperio y de las guerras geopolíticas de una vez por todas, por el establecimiento de un nuevo sistema económico mundial justo y un sistema crediticio acorde, dedicado a proporcionar a todos los niños sobre la Tierra la oportunidad para desarrollar a plenitud sus facultades creativas inherentes como seres humanos.

Lleva el mensaje de esta conferencia a todas partes, tal y como lo indicaron muchos de los que asistieron a la conferencia y escribieron que “todo mundo debe ver este evento”. A reclutar a todos al Instituto Schiller y a movilizar a todas las redes para llevar a las instituciones a que se incorporen a este esfuerzo.

Sneakers