Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Se necesita un nuevo apretón de manos entre Oriente y Occidente: Helga Zepp-LaRouche

7 de may de 2020
america-stronger-flyover-nationalmall-may2-2020.jpg
Aviones del escuadrón Ángeles Azules de la Armada de EU y del escuadrón Thunderbirds de la Fuerza Aérea de EU participaron en la demostración pública del 2 de mayo de 2020, sobre la Explanada nacional de Washington, DC.

6 de mayo de 2020 — La abrumadora realidad es que nos conducimos hacia una crisis increíble, declaró la presidente del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche ayer, con relación a la “catástrofe que se desenvuelve en dimensiones inimaginables” por la pandemia y la crisis económica. Se refirió a las advertencias de expertos médicos como el doctor Christian Drosten del Hospital Charite, de Berlín, sobre el impacto de la pandemia que azota ahora a las regiones pobres del mundo, como se ve en las muertes masivas en Manaos, Brasil, los disturbios por falta de alimentos en Nigeria y otros horrores semejantes.

Las estadísticas crudas de la Organización Internacional del Trabajo dan a entender la cuestión. De una población mundial de 7,800 millones de personas, 3,300 millones integran la fuerza de trabajo, de los cuales 2,000 millones forman parte de la economía “informal”, lo que quiere decir que ellos y sus seres queridos viven al día. Cualquier perturbación del día significa un desastre. Incluso si el virus no los ataca, la falta de alimentos y de agua los enfermará y matará.

Pero por horrorosa que sea la situación, no significa que no se pueda cambiar el rumbo. Es un llamado a la acción. La humanidad se puede movilizar y puede hablar sobre los desafíos, para idear e implementar las medidas de economía física que se requieren, y para exponer y aplastar las locuras geopolíticas contra China y contra Rusia que se han desplegado para impedir que se salven vidas y se instale un nuevo sistema económico mundial justo. El objetivo geopolítico en marcha es empujar al Presidente Donald Trump para que se someta a los halcones de la guerra de su gobierno, contra China, para impedir que se concrete lo que el mundo necesita ahora, o sea, colaboración entre las grandes potencias, entre los Presidentes Trump, Xi Jinping, Vladimir Putin, y el Primer ministro Narendra Modi, y cualquier otro que lo desee. La estrategia de la confrontación viene directo desde Londres, el centro del sistema monetarista moribundo.

Un ejemplo de la embestida geopolítica diaria lo tenemos en la programación del lunes en la noche en la cadena Fox TV de Estados Unidos, donde vuelven con el fraude de la contrainteligencia británica contra China, de que los “Cinco ojos” (las agencias de inteligencia de Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos) tienen un informe que sostiene que China propagó deliberadamente el virus SARS-CoV-2. El comentarista de Fox News, Tucker Carlson, presentó en su programa a la periodista australiana Sharri Markson, del diario Daily Telegraph, que fue la primera que sacó el cuento de los “cinco ojos” el 2 de mayo. Carlson concluye, luego de repetir todos los cuentos contra China, que “para cuando se desarrolle la pandemia, China contempla dominar al mundo…”

Hay algunos congresistas orates en Estados Unidos que compiten por el primer lugar en el asilo de lunáticos. A la cabeza, por ahora, va el senador republicano de Texas, Ted Cruz, quien va a introducir un proyecto de ley en el Senado de EU para “imponer sanciones estrictas a funcionarios del gobierno chino que encubrieron la pandemia”, según dijo Cruz. El sábado 2 de mayo Cruz le dijo a Fox News que “a mi juicio, China es la mayor amenaza geopolítica que enfrenta Estados Unidos durante el próximo siglo”.

Si a toda esta ola belicista se le agrega la mezcla de desesperación y miedo que ya viven millones de personas sujetas a la propaganda anticientífica, se obtiene el resultado buscado por los manipuladores: un peligroso hedonismo impotente.

Por eso es tan decisivo y fundamental difundir ampliamente el optimismo de las soluciones que se analizaron en la conferencia del Instituto Schiller el 25 y 26 de abril pasados, y que compartieron cientos de redes de todo el mundo que participaron en ella: la existencia de la humanidad depende ahora del establecimiento de un nuevo paradigma.

El lunes 4, el Movimiento de los Países No Alineados (MNOAL) realizó una teleconferencia cumbre de 40 naciones, bajo el título de “Unidos contra la COVID-19”, en donde participaron varios jefes de Estado y de gobierno, como el Primer ministro Modi de India, el Presidente Abdel Fattah El-Sisi de Egipto y el Presidente Hassan Rouhani de Irán. Se comprometieron a integrar un Equipo de Trabajo del MNOAL para registrar las necesidades de los Estados miembros. En su comunicado final señalan que “frente a este tipo de emergencia global, el espíritu de solidaridad tiene que estar en el centro de nuestros esfuerzos y es necesario un alto nivel de compromiso ético y humanista, donde prevalezca la solidaridad y la cooperación desinteresada para proporcionar a los pueblos que lo necesitan las medicinas, equipo y suministros médicos, alimentos, intercambio de experiencia y buenas prácticas”.

Este es el espíritu de la alianza de la humanidad por el bien común. Este sábado 9 de mayo te invitamos a participar en ese espíritu en la conferencia del Instituto Schiller por el “75avo aniversario del Día de la Victoria en Europa: A conmemorar la victoria contra el fascismo con un nuevo sistema de Bretton Woods”.

En el mensaje que envió el 24 de abril Helga Zepp-LaRouche para la conmemoración de la reunión de las fuerzas soviéticas y estadounidenses hace 75 años en el Río Elba, ella dice lo siguiente:

“Se necesita otro apretón de manos entre Oriente y Occidente para extinguir esta crisis que constituye una amenaza mortal y para conseguir una solución sobre la marcha. El Instituto Schiller ha planteado un plan de acción basado en la propuesta del finado economista Lyndon LaRouche para convocar una reunión de las cuatro potencias para reorganizar el sistema fallido. Estas son Rusia, Estados Unidos, China e India… Las circunstancias actuales pudieran parecer desfavorables para lograr ese ‘nuevo apretón de manos’ entre Oriente y Occidente. Sin embargo, en tanto que la crisis se profundiza en el futuro inmediato, van a ocurrir cambios y oportunidades.

“La victoria sobre el fascismo hace 75 años, a costa de las vidas de tanta gente valiente, nos puede inspirar para tomar esta nueva tarea abrumadora. Gracias y que Dios los bendiga”.

Nike Air Force 1 React White/Black-Astronomy Blue-Laser Crimson For Sale