El abogado del general Flynn responde a las mentiras de Obama

16 de may de 2020

16 de mayo de 2020 — Como parte de lo que algunos congresistas republicanos comienzan a calificar como “Obamagate”, la abogada del teniente general Michael Flynn, Sidney Powell, dio a conocer una carta abierta a Obama, en donde hace añicos el “discurso” que dio Obama el lunes 11 en una conferencia telefónica con la mentada “Asociación de ex alumnos Obama”, en el cual Obama alegó que nadie que haya admitido “perjurio” se ha “salido con la suya”, y afirmó que el hecho de que el Fiscal General William Barr haya retirado los cargos contra Flynn, “pone en duda el estado de derecho. La diatriba de Obama le dio un apoyo al juez Emmett Sullivan para que actúe como un truhán y se nombre a él y a sus amigos como fiscales acusadores del general Flynn, a quien Sullivan le dijo en el tribunal que “prácticamente eres un traidor”.

Powell muestra que la atribución que se da Obama como “profesor de derecho constitucional” es tan sobrevaluada en su mente como su presidencia. El general Flynn, de hecho, no se declaró culpable de perjurio, ni tampoco fue acusado de eso; perjurio significa mentir bajo juramento con la intención de engañar, y ninguno de esos elementos se hayan presentes en el caso de Flynn. Más aún, señaló ella, el “compinche” de Obama, su mismo Fiscal General Eric Holder, desechó las acusaciones en el caso del senador Ted Stevens luego de ser convicto por un jurado, precisamente por losm ismos motivos por los que el Fiscal General Barr desechó los del caso de Flynn.

Como lo señala Powell, un montón de funcionarios del gobierno de Obama se apresuraron a solicitar que se les revelara las conversaciones grabadas clandestinamente entre el general Flynn y el entonces embajador Kislyak de Rusia en Estados Unidos, a principios de enero de 2017. Luego otra docena de esos mismos funcionarios se reunieron con Obama en la Oficina Oval ese 5 de enero para hablar sobre el asunto, es claro que había una política oficial para enjuiciar a Flynn y para sacarlo de del gobierno de Trump. Obama había despedido a Flynn de su cargo de director de la Agencia de Inteligencia de la Defensa, y obviamente lo consideraba un enemigo que sabía demasiado sobre la “Primavera Árabe” de Obama y en particular de su política de apoyar a al-Qaeda en Siria.

Aunque el senador Lyndsay Graham ha dicho que se mantendrá al margen de llamar a Obama a presentar testimonio en las indagaciones que lleva a cabo la Comisión Judicial del Senado, que él preside, el papel central que ha jugado el ex Presidente en el golpe del “Rusiagate”, es cada vez más evidente para el público interesado en la verdad, y se está convirtiendo ya en un asunto electoral, en particular porque Obama parece que está preparando la campaña de Joe Biden, financiada por Michael Bloomberg.

nike air believe force low white with writing