Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Para combatir la pandemia, hay que combatir la cacería de brujas del imperio británico contra China

21 de may de 2020
pompeo-may20-2020.jpg
El secretario de Estado de EU, Michael R. Pompeo, habla con los periodistas en el Salón de Prensa del Departamento de Estado, en Washington, DC, el 20 de mayo de 2020. (Foto del Departamento de Estado por Freddie Everett / Public Domain).

21 de mayo de 2020 – Los problemas de proporciones épicas que enfrenta la humanidad en el combate a la pandemia, para dar inicio a un nuevo orden económico mundial, y para minimizar el caos y el sufrimiento inmediato, demandan una tarea adicional: enfrentar directamente la enorme campaña que está en marcha contra China por lo que es realmente: una enorme operación de propaganda negra. La iniciaron y vienen atizando las mismas redes británicas y angloamericanas que instigaron el Rusiagate, el juicio político al Presidente Donald Trump, y todas esas operaciones que tienen el propósito de evitar la posible colaboración entre Estados Unidos, Rusia, China y otras naciones, hacia una nueva alineación de fuerzas para beneficio del mundo entero. Esto sería el fin del dominio que tienen Londres en base a sus maniobras geopolíticas y control monetarista del sistema financiero; y la disposición que mostró Trump en un principio hacia el establecimiento de una diplomacia amistosa es un anatema para estos trogloditas.

En su videoconferencia semanal del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche señala a estas redes británicas empeñadas en desacoplar a China y a Estados Unidos para formar dos bloques enfrentados a muerte, como durante la Guerra Fría. Eso llevaría inevitablemente a la desintegración económica, señala ella. Entre las voces más estridentes que promueven esta campaña destacan el asesor económico y comercial de Trump, Peter Navarro, el secretario de la Defensa Mark Esper y el secretario de Estado Mike Pompeo.

“Es obvio que el Presidente Trump está bajo una presión enorme mientras se enfrenta a la pandemia; eso tiene consecuencias económicas enormes. La Reserva Federal de EU acaba de informar que el derrumbe de la economía estadounidense en el segundo trimestre será de un 30%; el desempleo va en ascenso; y el hecho de que en la Casa Blanca y en su entorno varias personas resultaron positivo en las pruebas de coronavirus y de hecho se enfermaron, lo cual ha creado una atmósfera de enorme presión para el Presidente Trump.

“Yo creo que cualquiera que esté interesado en resolver los problemas de la humanidad tiene que hace escuchar su voz, que esta cacería de brujas contra China, al peor estilo macartista, como el arresto de científicos chinos o hasta de científicos estadounidenses con antepasados chinos, esto es realmente peligroso en extremo y solo puede presagiar algo muy malo. Se tiene que detener y la gente no puede dejarse llevar por esta propaganda, porque es completamente injustificada”, subrayó.

Vean lo que se presenta como “hechos” en contra de China, insiste Zepp-LaRouche, y vean que no se trata más que ataques de naturaleza geopolítica, que se sustentan únicamente en repetir “grandes mentiras”, siguiendo el consejo de Goebbels, el propagandista en jefe de los nazis, entre más grande la mentira y entre más se repita, mayor el efecto.

En su informe diario del Departamento de Estado a la prensa del 20 de mayo, Pompeo dio el ejemplo de cómo funciona esta propaganda. Dijo que China le debe al mundo “tanto como unos $9 billones de dólares, según nuestros cálculos”, por los empleos y vidas perdidas en Estados Unidos y en el mundo. Dijo que le propuso a Trump varias formas en que se podría hacer “pagar” a china por la pandemia de COVID-19. Y anunció que el Presidente Trump “está empezando a pensar en responder… Yo no me quiero adelantar a él, en términos de hablar sobre el cómo…”.

Pompeo inició su comentario con una diatriba contra China: “Primero, los hechos básicos. China ha estado gobernada por un régimen autoritario brutal, un régimen comunista desde 1949… Hemos subestimado enormemente el grado al que Pekín es hostil ideológica y políticamente hacia las naciones libres. El mundo entero se está despertando a estos hechos”.

Contrario a todo ese veneno, Helga Zepp-LaRouche subrayó que la idea de una colaboración entre Estados Unidos y China es “probablemente la cuestión estratégica más importante, porque si las dos economías más grandes del mundo, la economía otrora más fuerte del mundo y la de más rápido ascenso en el mundo, que después de todo abarca a 1,400 millones de personas, si trabajan juntas, se pueden resolver casi todos los problemas de todo el mundo, si se enfrentan, eso puede llevar a la destrucción de toda la humanidad”.

Por ejemplo, la necesidad de desarrollar la energía de fusión nuclear, la base para desarrollar áreas totalmente nuevas de productividad en el futuro. China está trabajando en esto, el reactor experimental Tokamak Experimental Superconductor Avanzado (EAST, en sus siglas en inglés) está avanzando de manera significativa. La cadena de TV china en inglés CGTN recién difundió un documental titulado “La energía artificial del Sol: fusión”, y Helga Zepp-LaRouche comentó. “Lo que plantean es que la fusión es revolucionaria, por la razón misma de que en cuanto haya un avance substancial para hacer comercial el uso de la energía de fusión, va a proporcionar la seguridad energética no solo para 1,400 millones de chinos, sino para el mundo entero por miles de años por venir. Y es por eso que China está uniendo a las mejores mentes del mundo en ese campo para llevar a cabo ese programa urgente”.

“Dicen que la fusión es tan importante y tan grandioso, como la llegada del hombre a la Luna. La gente que vea este programa reconocerá que eso es exactamente el motivo por el cual Lyndon LaRouche lo incluyó como el cuarto punto de sus Cuatro Leyes. Es decir, porque tiene que haber una cooperación internacional para un programa de urgencia para desarrollar la energía de fusión, y necesitamos una nueva plataforma económica de fusión, y que necesitamos la cooperación internacional para la exploración internacional. ¡Y ese es el rumbo a seguir!”

womens huaracha city low nike in pink dress girls