Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

A catalizar el potencial de la razón: El mundo necesita 1,500 millones de nuevos empleos productivos

4 de junio de 2020
lyn-20090908-webcast.jpg

LaRouche: El verdadero valor del Programa Apolo y de una misión de 50 años para ir a la Luna y a Marte. Escuche esta conferencia de Lyndon LaRouche en este enlace https://es.larouchepac.com/20190718

3 de mayo de 2020 – La situación mundial está fuera de control en muchos frentes, al interior de Estados Unidos, la pandemia, la hambruna mundial y la tensa situación estratégica; y colgando como Espada de Damocles, el sistema financiero está listo para estallar.

Viendo todos estos factores en conjunto, queda claro la necesidad urgente de la razón. Necesitamos un enfoque diferente. Necesitamos un cambio de paradigma por completo. Esto es lo que encarna el nuevo informe programático de LaRouche PAC, “El Plan LaRouche para reabrir la economía: el mundo necesita 1,500 millones de nuevos empleos productivos”.

Lo que es evidente en Estados Unidos es que, en medio de este estallido popular en busca de un nuevo sistema económico justo y de libertad ante los abusos y el sufrimiento, se ve la mano de la inteligencia británica y del proceso de golpe de estado en marcha. Un aspecto flagrante de esto es el evidente propósito deliberado de atizar conflictos y violencia en un momento de penalidad y furia, y también de hermandad potencial y de cambio. Esto se muestra en la presencia de “agitadores profesionales” en varias ciudades con nombres de locura como “Googalo Bois”, “Antifa”, o simplemente “anónimamente”.

Al momento hay más de 40 ciudades en 20 estados de Estados Unidos bajo toque de queda, con el fin de disuadir la violencia como ha ocurrido en las últimas dos noches, en lo que empieza como manifestaciones pacíficas gigantescas, luego del asesinato de George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis, a manos del policía Derek Chauvin, quien ha sido encausado por asesinato. El martes 2 de junio marcharon por horas miles de personas en varias ciudades de costa a costa, desde Los Angeles California, hasta Chicago y Nueva York.

La pregunta que se hacen los alcaldes y los dirigentes de organizaciones de derechos civiles, es: ¿quiénes son esos grupos forasteros que incitan y perpetran la violencia? Hay que ver hacia Londres.

Lo que es patente en la situación es que cualquier cosa puede hacer que la situación termine mal y lleve al caos con terribles consecuencias, precisamente lo que los manipuladores británicos están buscando. Mientras tanto, las mismas fuerzas políticas subversivas están fomentando un enfrentamiento final para Estados Unidos internacionalmente, promoviendo para empezar un rompimiento demencial con China y con ello una autodestrucción económica unilateral.

El secretario de Estado Mike Pompeo encabeza la lista de agentes que están buscando ese objetivo. En una serie de intervenciones públicas durante los últimos tres días, en los programas dominicales de TV, un discurso el lunes y el martes al lado del Presidente Trump, donde dio una declaración sobre libertad religiosa global, Pompeo recalcó el asunto de que china tiene que ser derrotada, y además, prácticamente sugirió que Trump hará lo que Pompeo diga. En el programa dominical de Fox News, Pompeo dijo que el “agresivo” Partido Comunista Chino es una fuerza para el mal y se ha llegado “a ver a si mismo con el propósito de acarrear la destrucción de las ideas occidentales, las democracias occidentales, los valores occidentales. Pone en riesgo a los estadounidenses”. Luego en una transmisión multimedia con el American Enterprise Institute, Pompeo dijo que muy pronto “el Presidente Trump va a plantear una amplia gama de respuestas que vamos a llevar a cabo” contra China.

La presidente del Instituto Schiller, Helga Zepp-LaRouche, señaló en una plática con asociados el martes, que el “antídoto contra la crisis” es el punto de vista ventajoso de la exploración espacial y de la ciencia, que está orientada hacia el futuro, como se muestra en el programa “El mundo necesita 1,500 millones de nuevos empleos productivos”. Es necesario extender de la manera más amplia la discusión en torno a las ideas de ese programa.

Zepp-LaRouche le recuerda a la gente que en enero de 2017, la publicación británica The Spectator tenía un encabezado de su artículo principal en donde señalaba que había que sacar a Trump del cargo, ya sea por un golpe de estado, por un juicio político o por un asesinato, o si no se le tiene que obligar a adaptarse a la agenda del imperio británico. Pompeo y los de su jaez, están tratando de hacer precisamente eso; se le tiene que parar en seco.

Ayer, el Presidente Trump hizo una de las cosas por las que el sistema geopolítico británico se quiere deshacer de él: hizo una llamada telefónica amistosa al Presidente de Rusia, Vladimir Putin. Hablaron de varias cosas, del precio del petróleo, la idea de ampliar el G7, etc., pero lo más importante que hablaron fue sobre el espacio. Según informó el Kremlin, “el Presidente ruso felicitó a Donald Trump por el lanzamiento exitoso de la nave espacial tripulada Crew Dragon el pasado 30 de mayo para llevar a dos astronautas estadounidenses a la Estación Espacial Internacional. Se confirmó una actitud común hacia el desarrollo de la cooperación mutuamente provechosa en el sector espacial”.

Asimismo, según el Kremlin, “se señaló la importancia de mejorar el diálogo ruso-estadounidense sobre la estabilidad estratégica y de las medidas para crear confianza en el sector militar. Los presidentes acordaron continuar en contacto en varios niveles. La conversación fue constructiva, pragmática y sustantiva”. Esa es la dirección correcta

Nike