La revista The Atlantic quiere una revolución de color en EU “como lo hicimos en Ucrania”

9 de junio de 2020

9 de junio de 2020 – La revista The Atlantic admitió en un artículo de su edición del 6 de junio, el hecho de que el caos actual en las calles de Estados Unidos es una repetición directa del golpe de Estado de 2014 contra el gobierno electo en Ucrania, el cual fue perpetrado en realidad por los mismos operativos del gobierno de Obama y los mismos medios de la prensa corporativa estadounidense que están detrás del intento de derrocar a Trump desde un principio.

El autor del artículo, Franklin Foer, le da el crédito al mismo Gene Sharp: “Sharp sintetizó lo que aprendió en un manual de 93 páginas, ‘De la dictadura a la democracia’, una guía para derrocar a los autócratas.

“En el transcurso de su presidencia, Donald Trump ha satisfecho sus instintos autoritarios, y ahora encuentra la misma suerte de los autócratas cuyos pueblos se vuelven en su contra. Lo que presencia Estados Unidos no es como el caos de 1968, que dividió más a la nación, sino más bien un movimiento no violento que ha ganado un amplio apoyo de la sociedad en lugares como Serbia, Ucrania y Túnez, y barrió con los dictadores como Milosevic, Yanukóvich y Ben Alí”, escribe Foer.

Luego de hacer una larga exposición de los métodos de la “Revolución de Color” de Sharp, Foer hace una descripción totalmente fraudulenta del golpe de la Plaza Maidán en Ucrania (tomada de la versión oficial del gobierno de Obama, perpetradores del golpe): “Cuando el Presidente del país se echó para atrás en sus planes de unirse a la Unión Europea, la multitud se aglutinó en la plaza central de Kiev, la Plaza Maidán. La muchedumbre no tenía inicialmente ninguna intención declarada o esperanza realista de derrocar al Presidente cleptócrata, Viktor Yanukóvych. Pero en vez de dejar que los manifestantes gritaran hasta quedarse roncos en el grueso invierno a temperaturas congelantes, Yanukóvych se decidió por confrontarlos con violencia. Esta táctica fue horriblemente contraproducente. Un movimiento con objetivos limitados se convirtió en una verdadera revolución. Los oligarcas se escabulleron silenciosamente y abandonaron al líder que habían subsidiado. Lacayos que habían servido fielmente al régimen, renunciaron, por temor a sufrir la ira de la población. En el amargo final, Yanukóvych se vio aislado, solo con su familia y sus asesores rusos, destinado para el exilio”.

Luego intenta hacer la analogía: “Es impresionante como los acontecimientos en Estados Unidos, a pesar de todas las imperfecciones obvias de la analogía, han trazado las fases iniciales de esta historia. Esto se puede observar en las imágenes de las multitudes en las noches sucesivas, en tanto que la supresión violenta de las protestas en la Plaza Lafayette por Trump, solo han causado que las filas se ensanchen. Y es posible ver cómo las élites, en el lapso de solo unos días, han comenzado a negar su cooperación, empezando con los círculos externos del poder y volteándose rápidamente”.

Foer afirma que el señalamiento de Twitter a los tuits de Trump (sobre el empleo de las fuerzas armadas para detener los saqueos e incendios) como “desorientadores” fue un punto de inflexión, que “sentó un precedente. La compañía se mantuvo firme contra el abuso, y mostró que había un pequeño precio a pagar por la decisión… En tanto que cada grupo de las élites rechazan a Trump, se volvió más difícil para los demás obedecer sinceramente. En la taxonomía de Sharp, los autócratas se mantienen en el poder dependiendo totalmente en la lealtad de las fuerzas armadas. Cuando las fuerzas armadas dejan de cooperar, el dictador está acabado”.

Esta declaración es, obviamente, el llamado a un golpe militar. Foer señala que el héroe recién encontrado de la revolución de color, el general Jim Mattis, cuya “vituperación a su antiguo jefe incitó al ex jefe de personal de Trump, John Kelly, y a la senadora de Alaska, Lisa Murkowski, a hacerse eco de su condena al Presidente. En tanto que cada desertor gana elogios por valor moral, eso incentiva la próxima ronda de desertores”.