El Presidente Trump firmó un memorándum presidencial que tiende hacia el desacoplamiento de Estados Unidos y China

11 de junio de 2020

10 de junio de 2020 – El pasado 4 de junio, el Presidente Trump firmó un memorándum titulado “Memorándum sobre la protección a los inversionistas de Estados Unidos de los riesgos importantes con las compañías chinas”, que parece ser un paso importante hacia el desacoplamiento financiero y económico de Estados Unidos con China.

El memorándum afirma que “por décadas, las compañías chinas se han aprovechado de los beneficios de los mercados financieros de Estados Unidos, y el capital que recaban en Estados Unidos ha ayudado a avivar el rápido crecimiento económico de China. Sin embargo, mientras que China cosecha ventajas de los mercados estadounidenses, el gobierno chino ha impedido de manera consistente que las compañías chinas y las compañías que tienen operaciones significativas en China, cumplan con las protecciones al inversionista que se aplican a todas las compañías que están en la lista de los mercados bursátiles de Estados Unidos”.

El antecedente de esto es que la Junta de Supervisión de la Contabilidad de las Compañías Públicas en EU (PCAB, por sus siglas en inglés) y la Comisión de Valores e Intercambios (SEC, por sus siglas en inglés) exigen la auditoría de las compañías extranjeras que están en la lista de la bolsa de valores de Nueva York o cualquier otra. Esas agencias le dieron instrucciones a las compañías chinas de que se tenían que auditar con firmas que fuesen aceptables para las agencias estadounidenses. Las compañías chinas no lo han hecho, porque no quieren abrir sus libros de contabilidad a esas firmas auditoras estadounidenses como Deloitte & Touche, ni a la PCAB y la SEC que están totalmente influidas por la City de Londres y Wall Street, y que luego podrían indagaciones inapropiadas para obtener información que le entregarían a las agencias de inteligencia angloamericanas. Las compañías chinas son auditadas por su propio sistema de auditoría, que hace un trabajo muy competente.

El Senado de EU aprobó por unanimidad bipartidista el 20 de mayo la Ley d Responsabilidad de las Compañías Tenedoras de Países Extranjeros (HFCA, por sus siglas en inglés) la cual exigiría que las compañías extranjeras que no sean auditadas por las firmas de contabilidad pública registradas que son “aceptables” para la PCAOB y la SEC, por tres años consecutivos, serán sacadas de la lista de la Bolsa de Valores de Nueva York. La ley tiene en la mira a China en particular. Las compañías chinas que se cotizan en las bolsas de EU tienen un valor accionario de unos $1,800 millones de dólares. El propósito es sacar esas acciones de la bolsa por completo.

El memorándum del Presidente Trump da instrucciones al grupo de Trabajo del Presidente sobre los Mercados Financieros, que lo encabeza el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, que haga una revisión en 60 días sobre el asunto, y al término de los cuales formule recomendaciones sobre cómo tratar a China. Aparentemente, esto podría seguir las recomendaciones de la Ley HFCA del Senado, la cual le ofrecería a China la opción de salir de la lista de compañías que cotizan en la bolsa de EU en caso de que no cumplan con las condiciones.

Ya hay leyes aprobadas que plantean que el Secretario de Estado de EU puede negar o limitar el acceso de China a los mercados de préstamo del dólar de Hong Kong.

El imperio británico, que está cada vez más en bancarrota evidente, está haciendo todo lo posible, con sus piezas en EU, para meter una cuña entre Estados Unidos y China, a fin de desacoplar a las dos economías más grandes del mundo.

adidas Yeezy 350