Helga Zepp-LaRouche le dice a Alemania: dejen a la OTAN, que quiere extenderse a Asia

23 de junio de 2020

23 de junio de 2020 — Los demócratas del Congreso de Estados Unidos van a tratar de aprobar una ley para impedir que Trump saque las tropas estadounidenses de Alemania, como lo anunció recientemente. Los conocidos “gallinas de la guerra” (belicistas que ni hicieron servicio militar) el senador de Nueva Jersey Bob Menendez y el representante de Nueva Jersey Eliot Engel introdujeron la semana pasada un proyecto de ley en ese sentido. El proyecto de ley impone tales condiciones para el retiro de las tropas que prácticamente no se cumplirían. Se espera que varios republicanos también “gallinas de la guerra” lo vayan a respaldar.

Menendez y Engel alegan que la idea es original de Putin. “En vez de hacer caso del regaño bipartidista abrumador del Congreso sobre este plan y sus consecuencias catastróficas, el Presidente Trump una vez toma decisiones de política exterior con base únicamente en su absurda afección hacia Vladimir Putin, un dictador asesino que ha atacado a Estados Unidos y a nuestros aliados”, declaró Engel.

Estos dos víboras mascotas de las agencias de inteligencia angloamericana están muy claros del objetivo de fondo para sabotear la decisión de Trump, de retirar las tropas estadounidenses estacionadas en Alemania.

En su artículo de portada en Neue Solidarität del 20 de junio, Helga Zepp-LaRouche señala que “mucho más importante que la conmoción por el estilo de muy poco socio de Trump, son los planes que presentó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la última reunión virtual de los ministros de Defensa de la OTAN, para extender la OTAN hacia la región de Asia Pacífico. Porque toda la facción transatlántica belicista, como los del Consejo Atlántico, el German Marshall Fund, el desastroso hijo de Zbigniew, Ian Brzezinski, y varios otros cabilderos, insisten en la globalización de la OTAN y en el fortalecimiento de sus relaciones con socios mundiales como Australia, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda. Hay esfuerzos en especial para llevar a India hacia la estrategia de la Asociación Indo-Pacífico para rodear a China. Brzezinski quiere incluso establecer un cuartel general de la OTAN en la región del Pacífico desde el cual se coordinarían las maniobras de la OTAN y que de ningún modo estaría limitado solo a operaciones militares, sino que tendría la tarea de movilizar a todas las capacidades y dinámicas diplomáticas, económicas, tecnológicas, sociales y militares, para demostrar el poderío geopolítico de Occidente. El semanario británico The Economist comentó que la verdadera discusión de importancia en la OTAN, mucho más importante que las tensiones germano-estadounidenses de corto plazo, es la de los planes de la OTAN para oponerse al ascenso de China en la próxima década, y darle de ese modo un propósito para que siga existiendo hasta el año 2030”.

“Los verdaderos intereses como naciones soberanas, de Estados Unidos, Alemania, Rusia, china y otros Estados, son incompatibles con las estructuras de un gobierno mundial que sirve únicamente a los intereses de la oligarquía. Ya es hora de que Alemania suspenda el estatuto de las tropas [de EU en Alemania] y su membresía en la OTAN. Se necesita una nueva arquitectura de seguridad, que tome en cuenta los intereses de todas las naciones del planeta”. concluye Zepp-LaRouche.