Inquietante repunte de la actividad de espionaje aéreo de EU en las costas de China

12 de julio de 2020

12 de julio de 2020 – La intensidad de los vuelos de espionaje de Estados Unidos a lo largo de las costas de China y aguas frecuentadas por la Armada del Ejército de Liberación Popular (ELP, que es la denominación de las fuerzas armadas de China), junto con la modernización de las instalaciones militares de EU en el Pacífico occidental, es preocupante en el contexto de las relaciones cada vez peores entre Estados Unidos y China. Joseph Trevithick informa en el blog The War Zone que ha habido un notable repunte en las últimas semanas en esos vuelos de espionaje a lo largo del Canal de Bashi, que va desde la punta sur de Taiwán hasta la punta norte de Luzón. Señala que se ha visto volar una oleada sistemática de aviones de reabastecimiento de combustible KC-135 en la zona, en apoyo a una flota de reconocimiento aéreo, integrada por aviones para recopilar inteligencia de la armada de EU, P-8A, y de la Fuerza Aérea de EU, RC-135. “Las fuerzas armadas de EU realizan de 3 a 5 vuelos a la #SouthChinaSea todos los días”, escribió el 7 de julio en un tuit la Iniciativa de Sondaje del mar del Sur de China (SCS Probing Initiative). La Iniciativa de Sondaje SCS es un grupo con sede en la Universidad de Pekín, y se dedica a dar seguimiento a los vuelos militares de Estados Unidos y a la actividad naval de Estados Unidos en el Pacífico occidental.

Por su parte, las fuerzas armadas estadounidenses están interesadas en darle seguimiento a los submarinos chinos con misiles balísticos, además de los recientes ejercicios militares de la Armada del ELP. El Canal de Bashi funciona como un paso importante desde el Mar de China Meridional en el Pacífico hacia el este, en particular para los submarinos chinos, señala Trevithick. A principios de este año, trascendieron informes de que la Armada del Ejército Popular de Liberación (PLAN en sus siglas en inglés) había desplegado dos nuevos submarinos Tipo 094 Jin con misiles balísticos, lo cual habría aumentado la flota a seis submarinos.

Al mismo tiempo, las fuerzas armadas de EU han venido modernizando sus bases militares en el Pacífico, tal como en la Isla Wake por ejemplo, un atolón en el Océano Pacífico Norte. Imágenes de satélite tomadas por Planet Labs, una entidad estadounidense, muestran cómo se ha modernizado la infraestructura existente en la Isla Wake y se han hecho nuevas instalaciones, según informó el diario South China Morning Post de Hong Kong. Señala el diario que las instalaciones podrían incluso recibir defensas antimisiles en caso de un conflicto con China o Corea del Norte, que según se dice cuentan con misiles capaces de llegar a Estados Unidos continental, aunque hasta ahora no se ha demostrado que tengan esa capacidad.

nike fashion