Expertos médicos de EU exhortan a no cesar en la contención del coronavirus y proteger a los ciudadanos; los problemas de salud colocan en riesgo a los niños

18 de julio de 2020

17 de julio de 2020 — En los últimos días, los doctores Tony Fauci y Robert Redfield, de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC en sus siglas en inglés), y Scott Gottlieb, ex Comisionado de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA en sus siglas en inglés), han estado advirtiendo que no se deben relajar las medidas necesarias para contener la epidemia del coronavirus y proteger a la población, en especial a los niños.

El 13 de julio, en una entrevista que le dio a ABC, el doctor Fauci exhortó a la población a confiar en las “autoridades médicas respetadas. Creo que soy una de ellas, así que creo que pueden confiar en mí”. En una presentación que hizo ante estudiantes de la Universidad de Georgetown el lunes 14, Fauci advirtió que el coronavirus global puede ser tan malo como la pandemia de gripe de 1918, a la cual llamó “la madre de las pandemias”. De nuevo instó a los jóvenes a que no sean “parte del problema… No se dejen infectar, y no la propaguen [la infección] a otros”, les dijo.

Asimismo, en conversación con el director de la publicación de la Asociación Médica Estadounidense (AMA en sus siglas en inglés), el doctor Redfield de los CDC, felicitó al Presidente Trump por dar el ejemplo a la nación la semana pasada al utilizar mascarilla tapaboca, sin embargo agregó que le preocupa enormemente el otoño y el invierno de 2020 a 2021, de los cuales advirtió que podrían ser “uno de los momento más difíciles que hayamos experimentado en el sistema de salud de Estados Unidos en vista de…la ocurrencia simultánea de la COVID-19 y de la influenza”. Existe la posibilidad, dijo él, de que “el ataque del virus a nuestra nación el invierno próximo, será realmente mucho más difícil que lo que estamos pasando en estos momentos”.

En referencia a declaraciones recientes que hizo el Presidente Donald Trump, con respecto a que algunos países europeos (Alemania, Noruega, Dinamarca, y Suecia) habían reiniciado las clases “sin problema alguno”, el doctor Scott Gottlieb señaló en el canal de televisión CNBC que, de hecho, esos países, a excepción de Suecia, lograron reducir la tasa de infección por coronavirus a un grado manejable antes de que reiniciaran las clases en los colegios. Y advirtió que hay que entender que la incidencia entre los niños estadounidenses de enfermedades como asma, obesidad y diabetes es mucho mayor que en la de sus homólogos europeos.

La existencia de estas comorbilidades quiere decir que “habrá un riesgo mucho mayor en nuestra población en edad escolar” afirmó. Los CDC advierten que un 18.5% de niños estadounidenses entre 2 y 9 años de edad, sufren de obesidad (13.7 millones de niños); alrededor de 6 millones de niños menores de 18 años sufren de asma, y la proporción es el doble entre los niños negros en comparación con los blancos; y 193,000 jóvenes menores de 20 años tienen diabetes.

Gottlieb también indicó, el 10 de julio, en una entrevista con la CNBC, que él considera que es posible que hoy Estados Unidos tenga más de 700,000 infecciones de COVID-19 por día, 10 veces más de lo que se reporta actualmente. Sin entrar en los detalles, él atribuyó esto a la enorme cantidad de casos de los cuales no se está informando. “Va a ser muy difícil llegar a un punto en el cual puedas, —no vas a poder eliminar la infección—, pero que puedas reducirla a niveles mucho, mucho más bajos…en estos momentos la prevalencia de esta infección en el país debe ser bastante alta”. Se lamentó por la falta de una estrategia coordinada única en todo el país.

Air Jordan 1