10ma conferencia de Ministros de Comercio del BRICS enfocada en el comercio multilateral y desarrollo regional

1 de agosto de 2020

1º de agosto de 2020 – la 10ma reunión anual de los ministros de comercio del BRICS (integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se llevó a cabo de manera virtual el 23 de julio desde Moscú. A pesar de que la reunión se vio nublada por la pandemia del coronavirus (que ha abrumado a Brasil, India y Sudáfrica) y el colapso económico relacionado a la pandemia, la reunión se centró en cómo reanudar la actividad económica de manera óptima luego de los encierros domésticos. No se dispone de ningún video de las presentaciones que hizo cada uno de los ministros, pero las reseñas de prensa local y el Comunicado Conjunto final ofrecen la siguiente panorámica del evento.

La epidemia ha destrozado las cadenas de suministro, que constituye el meollo de la globalización, a raíz de lo cual los países del BRICS se han visto obligados a desarrollar manufacturas nacionales y en especial, producción de alimentos; quieren mantener este “regionalismo” y ampliarlo durante el período de recuperación. Aunque hubo quien mencionó la idea de trabajar en el marco de la Organización Mundial del Comercio, la realidad es que no habrá ningún regreso al libre comercio monetarista.

El ministro de Industria y Comercio de Sudáfrica, Ebrahim Patel, planteó de entrada que “lo fundamental es la solidaridad y la cooperación”, tanto para combatir la pandemia como para la recuperación. “Los países africanos están aprendiendo la dura lección”, dijo Patel, “de que si somos simpes exportadores de materias primas e importadores de medicinas, equipo médico y otros bienes esenciales, entonces nuestra capacidad para asegurar la protección de los ciudadanos en momentos como este se ve comprometida”. Más adelante puso de relieve la necesidad de una economía mundial no globalizada, “con importantes inversiones en infraestructura y desarrollando mayores niveles de dinamismo y competitividad en la industria nacional”.

En términos generales, el comunicado final refleja esta perspectiva: “Acordamos trabajar juntos con el objetivo de mejorar el funcionamiento y participación incluyente en las cadenas de suministro globales, así como en las cadenas de valore global y regional que se vieron afectadas por la pandemia”.

Esto se refleja también en la conclusión: “Reconocemos que los países del BRICS han hecho un trabajo significativo para el desarrollo de sus enormes zonas remotas y rurales, y que es necesario mejorar aún más la infraestructura, la provisión de servicios y las oportunidades de empleo… Tomamos nota de que la pandemia ha forzado la contracción temporal de oportunidades para la interacción física, reconocemos que el establecimiento de la infraestructura digital puede ayudar a superar la pobreza y alcanzar el desarrollo sustentable”.

En septiembre los países del BRICS van a llevar a cabo una reunión de sus ministros de Relaciones Exteriores.