Trump habla sobre su cambio de opinión hacia China

6 de agosto de 2020

6 de agosto de 2020 — La mayoría de la gente recuerda que el Presidente Donald Trump había desarrollado una relación funcional excelente con el Presidente Xi Jinping de China, a principios de su Presidencia, e intercambiaron visitas de Estado y se refería a menudo a él como “mi amigo”. Todavía incluso en las primeras semanas de la pandemia de COVID-19, Trump elogió las medidas de contención decisivas que tomó China, y a su capacidad asombrosa de levantar hospitales en semanas. En una entrevista con Lou Dobbs de Fox TV el martes 4 en la noche, Trump explicó que su opinión hacia China cambió debido a lo que él considera es responsabilidad de China por la pandemia de COVID-19:

“El acuerdo [comercial] con China fue un buen negocio, pero no me siento ya como antes. Mira, hemos estado… hemos perdido 160,000 personas. Vamos a perder más. Hubiéramos perdido millones si yo hubiera dejado que siguiera corriendo, como dice el dicho. Podríamos haber perdido millones al mismo tiempo. ¿Te puedes imaginar, con todos los muertos, y ahora multiplicas eso por 10, 15 o 20 veces? Hubiera sido insostenible e inaceptable. Pero esto lo causó China. Y por tanto ha tenido ciertamente un impacto negativo. Yo tengo, yo tenía una relación realmente grande con él Presidente Xi, tan buena como se puede tener, yo diría. Pero es que, ha sido una cosa tan horrible, horrible, ahora que ves a todo mundo caminando por ahí con máscaras”.

Antes en un informe de prensa en la Casa Blanca el mismo martes 4, los comentarios introductorios y en las respuestas a los periodistas Trump tuvo varios ataques a China. Dijo que “hemos llegado a entender esta plaga horrible, horrible, que China ha desatado sobre nuestro país… Esto no nos debió haber ocurrido nunca. China la debió haber parado, muy fácilmente en Wuhan”. En respuesta a una pregunta sobre las elecciones, Trump declaró que “queremos hacernos cargo del problema de los desalojos a los inquilinos en EU. Están desalojando a la gente de manera muy injusta. No es culpa de ellos. Es culpa de China; no es culpa de ellos”.

Trump explicó luego su cambio de opinión sobre China: “Yo pienso que nuestra actitud hacia China cambió enormemente desde que nos atacó el virus de China. Yo creo que cambió enormemente. Golpeó al mundo, y no debió haberlo hecho. Ellos debieron haber podido pararlo. Así que nos sentimos de modo diferente. Yo no sé. Cuando se pierden tantos miles de personas, y como saben, serán millones de personas en todo el mundo. Es algo terrible lo que sucedió a Estados Unidos y a Europa y a todo el mundo. Algo terrible realmente”.