La Fuerza del Espacio de EU publicó su primer Documento Doctrinario

13 de agosto de 2020

12 de agosto de 2020 — La Fuerza del Espacio de Estados Unidos publicó el lunes 10 de agosto su primer documento doctrinario, titulado “Poder del espacio: Doctrina para las Fuerzas del Espacio”. Según la reseña que publicó Air Force Magazine, el documento integra la interdependencia de los actores civiles, militares, de inteligencia y mercantiles, cuando Estados Unidos trata de regresar a la Luna y seguir luego a Marte, así como proteger de los ataques a sus satélites y otros vehículos espaciales, y apoyar a número creciente de inversiones del sector privado más allá de la atmósfera de la Tierra. “Proteger la libertad de acción en el espacio es la esencia de la fuerza militar en el espacio y debe ser la primera prioridad de las fuerzas militares del espacio”, dice el documento.

El documento doctrinario argumenta que la Fuerza del Espacio necesita siete tipos de pericia para lograr sus misiones. A saber:

* Guerra orbital, o colocar sistemas en órbita así como disparar armas ofensivas y defensivas.

* Guerra electromagnética.

* Guerra cibernética.

* Inteligencia.

* Gestión de combate.

* Acceso al espacio sostenimiento de sistemas.

* Ingeniería y adquisiciones.

“Dado el desarrollo y maduración de la fuerza espacial, y lo que enfrentamos desde un ambiente estratégico, ambiente operacional, ya está realmente empezando a forzarnos a tener que buscar construir más profundidad”, le dijo a los periodistas el 10 de agosto el coronel Casey M. Beard, comandante de la organización de operaciones Space Delta 9 ubicada en la Base de la Fuerza Aérea de Schriever, Colorado.

“La guerra orbital” es exactamente lo que dice su nombre. El documento la define como el "conocimiento de las maniobras orbitales así como el fuego ofensivo y defensivo para preservar la libertad de acceso al dominio. Habilidad para garantizar que Estados Unidos y la coalición de fuerzas del espacio pueda continuar ofreciendo la capacidad a la Fuerza Conjunta y negar al mismo tiempo la misma ventaja al adversario”.

Muy relacionado a esto es la “Guerra electromagnética en el espacio” y la “Gestión del combate en el espacio”. El primero implica negarle al enemigo el acceso al espacio por medios electrónicos, y el segundo se trata de lograr que se cumpla la misión. El servicio prefiere operar a través del control del espectro electromagnético, pero es obvio que no se excluye la destrucción física de un satélite enemigo. “Debido a la prevalencia de las operaciones remotas, el [espectro electromagnético] es el conducto primario a través del cual se logra el control y explotación del dominio del espacio”, dice el documento.