Ministerio de Relaciones Exteriores de China advierte a EU que el cambio de su relación con Taiwán haría un “daño grave” a las relaciones mutuas

14 de agosto de 2020

13 de agosto de 2020 — Durante su rueda de prensa diaria el pasado 10 de agosto, le preguntaron al vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, sobre la visita a Taiwán del Secretario de Salud y Servicios Humanos de EU, Alexander Azar, el pasado 8 de agosto, en lo que ha sido la delegación de más alto nivel de Estados Unidos a Taiwán desde que Estados Unidos y la República Popular de China establecieron relaciones diplomáticas en 1979.

Zhao Lijian reiteró de entrada que “la cuestión de Taiwán es de las de mayor importancia con el mayor nivel de sensibilidad, y su fundamento es el principio de Una-China”. Por ende, indicó que China exhorta a Estados Unidos “a dejar de tener interacciones oficiales de cualquier tipo con Taiwán, y manejar las cuestiones relacionadas con Taiwán de manera prudente y apropiada para evitar un daño grave a las relaciones entre China y Estados Unidos y a la paz y la estabilidad a través del Estrecho de Taiwán”, declaro Zhao.

En repetidas ocasiones durante la rueda de prensa, Zhao reiteró que China “está comprometida a lograr una cooperación con Estados Unidos en donde todos ganan, sin conflicto ni confrontación y de respeto mutuo”, y espera que “en interés de la humanidad”, Estados Unidos trabaje con China. Asimismo, China sigue comprometida a trabajar con otros países “para construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad”, subrayó. Pero, “dicho esto, vamos a salvaguardar firmemente la soberanía de China, su seguridad e intereses de desarrollo”.

En conclusión, resumió la política del Ministerio para con las relaciones entre China y Estados Unidos:

“Nosotros estamos listos para trabajar con Estados Unidos para construir una relación de coordinación, cooperación y de estabilidad en el espíritu de la cooperación donde todos ganan, de no conflicto, no confrontación y respeto muto, pero nunca nos vamos a someter a sus abusos ni política de poder. Vamos a salvaguardar firmemente la soberanía e integridad territorial de China, a defender nuestros derechos e intereses legítimos al desarrollo, y defenderemos nuestro estatus de país importante y nuestra dignidad nacional que el pueblo chino se ha ganado con esfuerzos infatigables. Aunque algunas fuerzas extremistas en Estados Unidos sigan avivando los problemas, tratando de empujar las relaciones entre China y Estados Unidos hacia la mentada ‘Nueva Guerra Fría’, China mantiene una continuidad y estabilidad en su política hacia Estados Unidos. Creemos que entre China y Estados Unidos tiene que haber un diálogo franco y efectivo, tomar acciones concretas para manejar las diferencias y enfocarse en la cooperación práctica y avanzarla en varios campos. Esto sirve al interés común de los dos pueblos y satisface las expectativas comunes de la comunidad internacional”.