China impuso sanciones a los directivos de la Fundación Democracia, a la gente de soros y las republicanos rabiosos

14 de agosto de 2020

13 de agosto de 2020 – La imposición de sanciones a individuos y organizaciones entre China y Estados Unidos, en esta ocasión en torno a Hong Kong, no es buena para nadie, pero es difícil no dejar de apreciar a quienes decidió China imponer sanciones este lunes 10 de agosto por sus “conductas atroces en cuestiones relacionadas a Hong Kong”.

La lista la encabezan los más destacados representativos de la política de “cambio de régimen” a través del aparato del “Proyecto Democracia” que EIR ha identificado desde su creación en la década de 1980, como la operación imperial británica establecida al interior el gobierno de Estados Unidos, bajo la égida de Henry Kissinger y otros. El “Proyecto Democracia” se estrenó de hecho con la operación de los “contras” nicaragüenses, durante la vicepresidencia de George Bush, sr., cuando fueron armados con el dinero del narcotráfico. En ese entonces se conoció la operación como “el gobierno invisible” de la “CIA de los banqueros”.

Entre los sancionados, está Carl Gershman, presidente de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), quien ha supervisado todas las operaciones intervencionistas en Iberoamérica desde hace más de 40 años; Dereck Mitchell, presidente del Instituto Nacional Demócrata (NDI, por sus siglas en inglés); Daniel Twining, presidente del Instituto Republicano Internacional (IRI, por sus siglas en inglés). Los dos pilares de la NED son el NDI y el IRI, mediante los cuales interfieren en todos los procesos electorales del mundo, muy en particular en las naciones en vías en desarrollo, en Asia e Iberoamérica.

Otros sancionados son Michael J. Abramowitz, presidente of Freedom House, una organización que hace lo mismo que la NED, pero desde el “sector privado”; y Kenneth Roth, director ejecutivo de la organización Human Rights Watch, de George Soros. Los otros seis sancionados fueron los senadores republicanos Marco Rubio, Ted Cruz, Josh Hawley, Tom Cotton y Pat Toomey, y el representante Chris Smith, todos ellos identificados como fanáticos adversarios de China y promotores de todas las legislaciones intervencionistas que han afectado las relaciones de Estados Unidos con China.