Global Times fustiga a Pompeo y expone su pregonada “red limpia”

15 de agosto de 2020

15 de agosto de 2020 — Un artículo publicado en la página de entrada del portal del diario Global Times, firmado por Zhong Shifeng, fustiga los alegatos de Estados Unidos para tratar de justifica la prohibición de la tecnología de telecomunicaciones china en Estados Unidos, y le voltea todas y cada una de las imputaciones que hace Estados Unidos para mostrar que eso de lo que acusa a China, es exactamente lo que Estados Unidos ha perpetrado contra China y el resto del mundo (incluida su población nacional).

Global Times señala que la mentada tecnología estadounidense de “operadores limpios” está dirigida a garantizar que los operadores chinos “no se conecten con las redes de telecomunicaciones estadounidenses”. El secretario de Estado, Mike Pompeo, le ha pedido a las operadoras y demás canales estadounidenses que saquen las aplicaciones chinas de sus tiendas de aplicaciones, bajo el pretexto supuesto de son herramientas de infiltración de China. Zhong informa que el Cuartel General de Comunicaciones británico, que es su agencia de seguridad nacional, inició un programa de vigilancia llamado “Muscular” para interferir frecuentemente en las nubes de los servidores de Google y de Yahoo. Informa que ahora Pompeo quiere asegurarse que los cables submarinos que conectan a Estados Unidos con la internet global, no sean “subvertidos” por China. Mientras tanto, “la Agencia de Seguridad Nacional [de EU] ve las aplicaciones [chinas] como ‘explotadores de data’ con enormes reservas de data para ser cosechadas y luego invertir de lleno para este fin”.

Los documentos que filtró el denunciante Edward Snowden, ex funcionario de la ASN, muestran que los programas de vigilancia de Estados Unidos llamado “Stateroom” ordenó la instalación de equipo de inteligencia con señales secretas en unas 100 embajadas extranjeras en otros países para espiarlas, dice el artículo de Zhong.

Zhong se refiere al artículo que publicó el portal de The Intercept que ataca la “Sucia hipocresía de la internet limpia de Estados Unidos sin China”, en donde señala que “obviamente, la visión estadounidense sobre una red limpia no es una red que esté libre de ataques, sino solo de ataques de China. Su propósito es avivar los temores de la población estadounidense, exprimir a las empresas chinas para sacarlas del mercado, agruparse con sus aliados contra China para reducir el intercambio tecnológico de China y la cooperación con otros países, impedir el avance China en su crecimiento en el frente tecnológico, privar a China de su legítimo derecho a desarrollar y mantener el estatus estadounidense como hegemón tecnológico”.

“Si Estados Unidos está comprometido a lograr una red segura y limpia, lo que tienen que hacer es deshacerse del prejuicio bien arraigado contra China, de la ansiedad de ser superados por China, la mentalidad anacrónica de la Guerra Fría, la diplomacia de las cañoneras como superpotencia tecnológica y la absurda, mezquina e inmadura teoría de desacoplarse de China”, concluye Zhong.