Forcejeo en torno a una reunión de Trump con Putin

18 de agosto de 2020

18 de agosto de 2020 — Robert O’Brien, el Asesor de Seguridad Nacional del Presidente Donald Trump, hizo varios comentarios confusos durante una aparición en el programa dominical de NBC “Meet the Press” el 16 de agosto, con relación a si el Presidente Trump quiere reunirse con el Presidente de Rusia Vladimir Putin. Le preguntaron a O’Brien (quien ocupa el puesto que tenía John Bolton) si el Presidente Trump se reuniría en una cumbre con Putin durante la Asamblea General de la ONU, y primero O’Brien dijo de inmediato “la hemos rechazado”. Pero luego, minutos después, dijo: “No, no vamos a hacer una reunión con Putin en Estados Unidos. Nos encantaría que Putin viniera para acá, ojalá, para firmar un fantástico acuerdo de control de armamento que proteja a los estadounidenses y proteja a los rusos”.

Poco antes de que O’Brien apareciera en el programa, la misma cadena NBC había reportado que Trump ha dicho a sus asistentes que le gustaría tener una reunión personal con Putin antes de las elecciones de noviembre. El propósito de dicha reunión sería el d anunciar el avance hacia un acuerdo de control de armas nucleares entre Estados Unidos y Rusia, según las fuentes anónimas de costumbre. Dicen que Trump ve una cumbre como oportunidad de mostrarse presidenciable y demostrar que puede negociar acuerdos. “Quiere exhibir sus capacidades para hacer acuerdos”, dijo una de las fuentes anónimas.

Sin embargo, la Casa Blanca no quiso hacer ningún comentario sobre los detalles de cualquier acuerdo sobre armamento. “No se contempla actualmente ninguna reunión personal entre el Presidente Trump y el Presidente Putin”, dijo un funcionario de la Casa Blanca. “Estamos negociando sobre el control de armamento. Ojalá que podamos hacer algún avance en Viena la próxima semana. Pero adelantarnos a las reuniones de la próxima semana sería prematuro”, agregó. Las “reuniones de la próxima semana” se refiere a las pláticas de estabilidad estratégica y de control de armamento que se reanudaron en Viena ayer, con el enviado especial presidencial para Control de Armamento, Marshall Billingslea, por el lado estadounidense, y el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, por el lado ruso.

NBC señaló en el mismo reportaje lo obvio: Algunos de los asistentes de Trump (O’Brien entre ellos) se oponen a una reunión con Putin, con base a la narrativa totalmente falsa sobre el comportamiento “malévolo” de Rusia. “Los asistentes tienen la inquietud de que una cumbre con Putin envalentonaría al líder ruso en un momento en que Moscú está provocando a Estados Unidos, tratando de interferir en las elecciones de 2020 y posiblemente ofreciendo recompensas a los militantes afganos para que maten soldados estadounidenses”, dijo el comentarista de NBC. De este modo, O’Brien y otros transmiten el mensaje de que están tratando de impedir que Trump participe en una reunión cumbre antes de las elecciones de noviembre.