El Informe sobre la base industrial de EU para el espacio, extiende la geopolítica hasta la Luna

26 de agosto de 2020

26 de agosto de 2020 — El informe “Estado de la base industrial del espacio”, que publicaron conjuntamente la semana pasada la Unidad de Innovación de Defensa, la Fuerza del Espacio de EU y el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea, viene a ser de hecho el anexo para el espacio de la Estrategia de Seguridad Nacional de 2017. El documento define a Rusia y a China como adversarios estratégicos de Estados Unidos. “China y Rusia desafían el poderío estadounidense, su influencia e intereses, en un intento por socavar la seguridad y la prosperidad estadounidense”, alea el nuevo documento en la página 2. Esa perspectiva se extiende directamente hacia el dominio del espacio en este informe. “Hoy en día, Estados Unidos es el mejor del mundo en lo relacionado con el espacio, y nuestros adversarios lo saben. Pero el liderazgo en el espacio no es un derecho, y las naciones como Rusia y China están en una carrera para equiparar nuestras capacidades y negarnos los beneficios que derivamos de las operaciones en el espacio y desde el espacio”, señala en el prólogo del documento el general John Raymond, jefe de la Fuerza del Espacio de Estados Unidos.

El informe en sí, salió a partir de un taller sobre la base industrial para el espacio que se llevó a cabo en Nuevo Mexico en mayo, y que reunió a 120 expertos del gobierno, de la industria y del mundo académico, pero el informe que hicieron ellos no es un documento programático oficial. Más bien, es una evaluación del estado de la base industrial acompañado de un conjunto de recomendaciones. Sin embargo, “es importante que escuchemos esas opiniones y evaluemos la viabilidad de implementarlas en función del interés nacional. El futuro de Estados Unidos en el espacio es una asociación, y como en cualquier asociación, la comunicación es esencial”, escribe Raymond en su prólogo al documento oficial.

En la introducción, el informe oficial hace referencia a una evaluación que publicó en 2019 el Comando del Espacio de la Fuerza Aérea, titulado “El futuro del espacio 2060 e implicaciones para la estrategia de Estados Unidos”, el cual fue el producto de otro taller sobre el tema. Ese informe se queja, entre otras cosas, de que “China está ejecutando una estrategia civil, comercial y militar de largo plazo, para explorar y desarrollar económicamente el dominio cislunar con el objetivo explícito de desplazar a Estados Unidos como potencia espacial principal. Otras naciones están desarrollando estrategias nacionales similares”.

“Estados Unidos no está solo en la planificación para regresar humanos a la Luna o para ampliar el uso del espacio”, dice el informe industrial sobre el espacio. “China ha anunciado su intención de hacerlo para el 2035. China 22 está comprometida y con credibilidad en su promesa de llegar a ser la principal superpotencia global, que incluye el espacio, para el 2049, que marca el 100vo aniversario de la República Popular. Un componente esencial de la estrategia de China consiste en desplazar a Estados Unidos como potencia principal en el espacio y atraer a los aliados de Estados Unidos y a sus socios para que se aparten de las iniciativas de Estados Unidos en el espacio, a través de su Iniciativa de la Franja y la Ruta y los planes para desarrollar una Zona Económica Tierra Luna”. El informe cita un artículo del diario chino Global Times del 1º de noviembre de 2019, titulado “China contempla una Zona Económica Tierra-Luna de $10 billones de dólares”. El artículo cita a expertos chinos que hablan sobre los beneficios económicos de ese espacio económico, pero en ningún lugar dice nada sobre desplazar a Estados Unidos.

“En tanto que las actividades espaciales se extienden más allá de la órbita sincrónica, la primer nación que establezca una infraestructura de transporte y de capacidades logísticas para dar servicio al espacio GEO y cislunar, tendrá una mayor capacidad para ejercer control del espacio cislunar y en particular de los puntos Lagrange y los recursos de la Luna”, señala el informe oficial. Por lo tanto, la tarea de la Fuerza del Espacio de EU (USSF, por sus siglas en inglés) es la de proporcionar “una presencia militar que garantice la seguridad y la estabilidad” a la presencia económica de Estados Unidos en la zona.

“Como parte de su misión, la USSF debe articular su papel para garantizar el comercio y proteger la infraestructura civil en el dominio del espacio”, señala el documento. “Este examen debe considerar el grado en que este papel deba emular al papel de la Armada de EU en garantizar el dominio marítimo. La claridad en esta cuestión dará confianza comercial para una expansión más rápida de la actividad empresarial estadounidense en el espacio. Al implementar esta parte de su misión, la USSF debe examinar un papel cada vez mayor del regreso de Estados Unidos a la Luna (como por ejemplo, proporcionar la seguridad de los servicios de navegación) y de mayores oportunidades para las asociaciones con compañías para desarrollar prototipos, para procurar productos en servicios operacionales, y patrocinar más competencia. La USSF debe articular su papel en la defensa planetaria. Ese papel puede acelerar el margen de Estados Unidos en la explotación minera de los asteroides y en el transporte al interior del espacio”.

En síntesis, durante los últimos 6 años, China, en particular, ha venido desarrollando su actividad en el espacio siempre ofreciendo la cooperación tanto en el intercambio de información como de experiencia tecnológica y operacional. Contrario a lo que dice el informe, China no busca desplazar a Estados Unidos, y ha ofrecido repetidamente a Estados Unidos que participe en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, a lo que se ha negado. Mientras tanto, la casta dominante en las fuerzas armadas de Estados Unidos no solo no ha querido colaborar, sino que se ha venido preparando en silencio para tratar de contrarrestar esa posible cooperación internacional.

Quizás la única sección del documento que tiene alguna referencia similar a los objeticos de la NASA, como misión nacional y no de estrategia militar en sí, es la parte del informe que dice. “Desarrollar las bases para asegurar el liderazgo continuado de Estados Unidos en el espacio, creado por medidas recientes y adelantos organizativos, Estados Unidos debe desarrollar una visión nacional que guíe la industrialización a largo plazo del espacio y el desarrollo nacional del espacio para catalizar los esfuerzos de toda la nación y facultar a Estados Unidos a que compita y gane ahora y en el futuro”.

Nike Air Force 1 Shadow Pale Ivory/Celestial Gold-Tropical Twist