Los mejores planes hechos por ratones y hombres a menudo salen mal

11 de septiembre de 2020

11 de septiembre de 2020 — El movimiento internacional de LaRouche está en el proceso de enterrar los planes del imperio británico cuidadosamente elaborados para derrocar a los gobiernos legítimos de Donald Trump en Estados Unidos, de Vladimir Putin en Rusia, Xi Jinping en China, y de Narendra Modi en India, mediante golpes de Estado cuyos objetivos incluyen impedir que esos cuatro dirigentes mundiales, o alguna combinación de ellos, se reúnan en una cumbre cuyo orden del día sería poner fin a ese reino de terror planetario del imperio. Recuerden el 11 de septiembre y la advertencia presciente que hizo Lyndon LaRouche en la radio ese día de 2001, en el momento en que se desenvolvían los acontecimientos, que un ataque como ese no podría haber ocurrido sin la complicidad de elementos corruptos dentro de las fuerzas armadas y de los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

Los lectores de EIR recordarán también que el 19 de diciembre de 2018, EIR advirtió que la Comisión Selecta de la Cámara de los Lores del imperio británico había publicado un informe de 119 páginas el día anterior, 18 de diciembre, titulado “Política Exterior del Reino Unido en un orden mundial cambiante”, en el cual se hace un llamado abiertamente para derrocar a los gobiernos de Estados Unidos, Rusia, China e India. El informe vomita en especial veneno contra Donald Trump, y advierte que si llega a ganar un segundo período, “el daño a las relaciones entre el Reino Unido y Estados Unidos será de larga duración”. En consecuencia, los lores exhortan al gobierno del Reino Unido para que “se ponga en contacto” con sus piezas en Estados Unidos, dentro de las instituciones de defensa y de inteligencia “profundamente entrelazadas” del Reino Unido y Estados Unidos, que “comparten nuestros valores y opiniones” (o sea, derrocar a Donald Trump) lo cual se refleja claramente en la lista de personajes involucrados en el golpe de Estado en marcha en Estados Unidos.

[Puede ver el informe de los lores aquí, en inglés: https://publications.parliament.uk/pa/ld201719/ldselect/ldintrel/250/250.pdf ]

En su videoconferencia semanal del jueves 10, Helga Zepp-LaRouche destacó la importancia de la conferencia internacional del Instituto Schiller del pasado fin de semana, 5 y 6 de septiembre, en donde se detallaron y se desmantelaron esos planes británicos. La denuncia que hizo el coronel Richard Black, ex oficial del cuerpo de abogados del Pentágono, sobre una facción golpista entre algunos oficiales militares retirados estadounidenses, está ya repercutiendo ampliamente, informó Zepp-LaRouche, ya que refleja la opinión de los oficiales patriotas que rechazan la idea de un golpe en contra del Presidente electo. El propio Trump, en su conferencia de prensa del Día del Trabajo, llamó la atención sobre el papel del partido belicista, haciendo una referencia a la denuncia de Eisenhower sobre el Complejo Militar Industrial. Y la decisión anunciada el miércoles 9 del retiro de las tropas estadounidenses de Iraq muestra la intención de Trump de cumplir su promesa de poner fin a las “guerras sin fin”.

Como era de predecir, el partido de la guerra se volvió loco esta semana, luego del comentario de Trump, y varios militares retirados y congresistas atacaron a Trump por atreverse a “cuestionar los motivos” del alto mando militar. Ninguno de estos que protestaron con tanta furia se detuvieron a reflexionar en la ironía de que, al mismo tiempo, en el libro Rage de Bob Woodward—que tanto se ha utilizado para denigrar a Trump— se cita al ex secretario de Defensa James Mattis (a quien Trump despidió a fines del 2018 porque el general no estaba de acuerdo con la política de Trump de sacar las tropas de Siria) le dijo al Director de Inteligencia Nacional Dan Coats: “Puede llegar el momento en que tengamos que tomar una acción colectiva” contra Trump. “¿Acción colectica?”. ¡Hágame el favor!

Al mismo tiempo, se siguen intensificando las presiones y provocaciones en contra de Rusia y de China, por medio de los mismos elementos del imperio británico que quieren derrocar a Trump. Estos ataques, encabezados por el secretario de Estado, Mike Pompeo, corren el riesgo de llevar al mundo al borde de una guerra general, como se documenta más adelante.

Zepp-LaRouche exhortó de nuevo a todo mundo a ayudar a parar esos golpes, y a unirse al coro de voces que exigen una cumbre de los mandatarios de las naciones del P5 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Francia, China, Rusia y el Reino Unido) para abordar todos los aspectos de la crisis actual con las medidas propuestas por Lyndon LaRouche. En el sitio electrónico del Instituto Schiller hay un video de media hora con los aspectos más destacados del primer panel de la conferencia del Instituto Schiller, además de un boletín de prensa sobre la reunión histórica, para una mayor circulación. Vealo aquí en español: https://larouchepub.com/spanish/events/2020/09/0905-si-conference-panel1.html

Y para seguir con el contraataque al imperio británico y sus planes, el Comité de Acción Política LaRouche (LaRouchePAC) tendrá este sábado 12 de septiembre, un foro en internet con los expertos en contrainteligencia ex funcionarios de la Agencia de Seguridad Nacional, William Binney y Kirk Wiebe, quienes presentarán sus opiniones sobre los ataques del 11-S. El programa se titula “La opción: Nuevo Paradigma mundial, o Nueva Guerra Mundial”. Los ex funcionarios de la ASN tratarán el tema “Por qué y cómo se pudo haber parado el 11-S”. El foro empieza a las 2:00 pm, hora del Este de Estados Unidos, y se puede ver en https://www.larouchepac.com