Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

¡Las sanciones matan! Los venezolanos se ven forzados a enfrentar la pandemia sin gasolina

17 de septiembre de 2020

17 de septiembre de 2020 — La industria petrolera de Venezuela, que ya se encontraba en una condición debilitada, ha sido tan golpeada por las cada vez mayores sanciones unilaterales impuestas por Estados Unidos, por el bloqueo económico, y por el sabotaje organizado que se inició con el gobierno del ex Presidente Barack Obama y que ha aumentado en el gobierno del actual Presidente Donald Trump, que ha llevado a la industria petrolera casi a una parálisis. Este 10 de septiembre, el gobierno de Nicolás Maduro anunció que sería necesario implementar un racionamiento drástico de la gasolina. No se han dado a conocer completamente todos los detalles de esto, sin embargo, el 14 de septiembre un funcionario comentó a los ciudadanos que solo habría gasolina disponible para los médicos y la policía en sus turnos de trabajo, y para darles electricidad a las cisternas [tanques de agua] y a las actividades relacionadas con los alimentos (y aunque no se especificara, sin duda alguna, también para las fuerzas armadas).

En la isla Margarita, en el estado Nueva Esparta, y en zonas del interior del país, gran parte de la población no ha podido conseguir gasolina desde finales de julio de este año. Ahora esa situación ha alcanzado los grandes centros metropolitanos, incluyendo a la capital del país, Caracas. El secretario general del sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, Iván Freites, advirtió el 11 de septiembre que en las refinerías la producción es muy inestable, y que a consecuencia de las sanciones impuestas, prácticamente no hay importación alguna, “la inestabilidad de la producción y la inoperatividad de las plantas han hecho que se produjera en el país gasolina en muy bajas cantidades”. Esta crisis se habría manifestado con anterioridad, si no hubiera sido por la llegada de los buques con gasolina provenientes de Irán y la ayuda a la industria petrolera a principios del año, antes de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, pudiera movilizarse para secuestrar cualquier otro buque con gasolina para Venezuela. El Presidente Nicolás Maduro además informó el 11 de septiembre que habían arrestado a un infante de marina estadounidense que había trabajado para la CIA en Iraq, cargando armas pesadas y dinero, y espiando a dos refinerías estatales en la costa venezolana.

El gobierno venezolano denuncia que el bloqueo, “este ataque imperial a nuestra soberanía ha traído graves perjuicios a toda nuestra industria energética”, y constituye “una flagrante y perniciosa violación de los derechos humanos de un pueblo entero, lo cual contraviene todo el ordenamiento legal de la comunidad internacional, especialmente la Carta de Naciones Unidas”.

El gobierno hace referencia a las escalofriantes declaraciones que hizo el 12 de octubre del 2018, en una entrevista en exclusiva para el diario La Voz de América, el ex embajador de Estados Unidos en Venezuela, William Brownfield, quien le dijo al periodista: “Si vamos a sancionar a PDVSA [la industria petrolera venezolana], eso, tendrá un impacto al pueblo entero, al ciudadano común y corriente de las comunidades de Venezuela”, que ya están sufriendo de la falta de alimentos y medicinas. Sin que le temblara el pulso, continuó: “Quizás la mejor resolución sería acelerar su colapso, aunque sea, aunque produzca, un período de sufrimiento mayor por un período de meses o quizás años”.

Este enlace lleva a la entrevista con Brownfield: https://www.youtube.com/watch?v=IJBoe3AvSvc

Air Jordan 1 Dark Mocha 555088-105 2020 Release Date