Agarrón entre EU, y Rusia y China en el Consejo de Seguridad de la ONU

25 de septiembre de 2020

25 de septiembre de 2020 — La reunión del jueves 24 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el tema del “Gobernabilidad global post COVID-19”, terminó en una aguda guerra de palabras entre los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia y China, por un lado, y la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Kelly Craft.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, que fue el primero en hablar, subrayó la importancia del multilateralismo con centro en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y aludió a los países, que como Estados Unidos, no han aceptado hacer de la vacuna contra la COVID-19 un bien público global disponible para la gente en todo el mundo. “En este momento tan apremiante, los países más grandes tienen un deber mayor de poner el futuro de la humanidad en primer lugar, descartar la mentalidad de Guerra Fría y los prejuicios ideológicos, y aunar esfuerzos en el espíritu de asociación para salir de las dificultades”, dijo Wang. Asimismo, criticó las sanciones que impusieron Estados Unidos y la Unión Europea (UE) a Rusia y a Siria, y dijo que se debía de rechazar esa “jurisdicción de largo alcance” a fin de preservar la santidad del derecho internacional.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, también fustigó la postura del “juego de culpas” por la pandemia que está jugando Estados Unidos contra China. “En una cantidad de países existe la tentación de ver hacia afuera en busca de responsables por sus problemas internos”, declaró Lavrov. “Y vemos intentos por parte de países particulares, de utilizar la situación actual para adelantar sus intereses estrechos del momento a fin de ajustar cuentas con los gobiernos que consideran indeseables o sus competidores geopolíticos”.

Craft, que obviamente se sintió como cucaracha en un gallinero, respondió con una indignación fingida, “vergüenza les debería dar. Estoy asombrada y disgustada por el contenido de la discusión de hoy”, y dijo que los otros representantes estaban “desperdiciando esta oportunidad por motivos políticos”. Dijo que el Presidente Donald Trump haría lo correcto con relación al COVID-19, y repitió la retahíla de ataques infundados del Presidente Trump contra China, a lo que le agregó su propia diatriba contra el Partido Comunista Chino.

“La decisión del Partido Comunista Chino de ocultar los orígenes de este virus, de minimizar su peligro, y suprimir la cooperación científica, transformó una epidemia local en una pandemia global”, y con estas acciones, dijo Craft, “demostró que no todos los Estados miembros están igualmente comprometidos con la salud pública, la transparencia y sus obligaciones internacionales”.

Al final de la reunión, el embajador de China ante la ONU, Zhang Jun, pidió la palabra y le dirigió una extensa réplica, cuya esencia resumió así: “China se opone de manera decidida y rechaza las acusaciones infundadas de parte de Estados Unidos… Estados Unidos abusa de la plataforma de la ONU y su Consejo de Seguridad para difundir virus políticos y desinformación, para generar confrontación y división. Estados Unidos debe de entender que sus fallas en la gestión del COVID-19 son totalmente culpa suya”.

nike lunar forever 2 mens cheap shoes sale store