Pompeo quiere reunirse con el Papa para exigirle que rompa todo contacto con China

28 de septiembre de 2020

28 de septiembre de 2020 — El secretario de Estado de EU, Mike Pompeo (conocido por muchos como el “César Pompeo”) se la pasa todos los días atacando a todo país e institución por el terrible delito de tener alguna relación con China o de colaborar con China en el desarrollo del mundo. La semana pasada le dio instrucciones a los legisladores de Estados Unidos que apliquen mano dura contra los ofrecimientos chinos de invertir en el desarrollo de la infraestructura, en cualquier parte, y que tengan cuidado de la influencia maligna de los chino-estadounidenses que intervienen en las reuniones de las Asociaciones de Padres de Familia en las escuelas. Ahora va a dictarle la tarea al Pontífice máximo de la Iglesia Católica. Ayer domingo salió a una gira por Italia, Grecia y Croacia, durante la cual espera visitar al Vaticano y quizás reunirse con el Papa Francisco. Pompeo no tiene ningún problema con la tendencia del Papa a adorar a la naturaleza, ni con su llamado a detener el progreso económico para salvar al mundo del cambio climático; pero está muy disgustado con la relación del Vaticano con China.

El viernes 18 de septiembre, Pompeo escribió un artículo en la revista religiosa conservadora First Thing, en donde le espeta al Vaticano que sus relaciones con China “ponen en peligro su autoridad moral” y tienen que terminar ya. El Vaticano llegó a un acuerdo con Pekín en 2018 para resolver la cuestión del nombramiento de los obispos en China, para cuyo caso ambas partes podrán opinar, y actualmente se han reunido para extender el acuerdo. Pompeo dice que ese es prácticamente un acuerdo con el Diablo, ya que el Partido Comunista de China pretenden “subordinar a Dios ante el partido, y promover al propio Xi como una deidad ultramundana”. Pompeo lanza una diatriba en la que dice que el Papa parece no estar consciente, del “horrible trato que da el Partido Comunista a los cristianos, budistas tibetanos, a los devotos al Falun Gong, y a otros creyentes religiosos”, como los musulmanes uigur. Para conocer esta situación, el Papa solo tendría que echar un vistazo al “informe anual 2019 del Departamento de Estado sobre la libertad religiosa”.

Pompeo sostiene que los únicos católicos “libres” que hay en China están en Hong Kong, en donde la Fundación Nacional para la Democracia, del Departamento de Estado, y las fundaciones de George Soros, financian a los “luchadores por la libertad” como Martin Lee y Jimmy Lai, quienes son un ejemplo de lo que pueden hacer los católicos “buenos” a favor de las operaciones de Pompeo para un cambio de régimen.

2018 Cheap Air Jordan 1 Retro High OG Pine Green/Sail-Black To Buy