Una catástrofe humanitaria se cierne sobre la Franja de Gaza; casos de COVID-19 aumentan en medio de una grave escasez de suministros médicos

28 de septiembre de 2020

28 de septiembre de 2020 — Una crisis humanitaria terrible se cierne sobre la Franja de Gaza debido al brote de la pandemia COVID-19, y por la grave escasez de suministros médicos y equipo para seguir el tratamiento de la enfermedad, informó la agencia china de noticias Xinhua el 21 de septiembre. Según el portal ReliefWeb del 18 de septiembre, en las últimas tres semanas se han confirmado alrededor de 1,500 casos, lo cual es un aumento desde 13 a los 1,500 casos, en una población de 1.9 millones de personas, que viven en sitios de gran hacinamiento. Los dos hospitales más importantes de Gaza están abrumados, de tal manera que a las personas que se han infectado recientemente son puestas en cuarentena en 18 instalaciones cuya capacidad está desbordada. Otras 8,500 personas están en cuarentena en sus casas. Las autoridades se esfuerzan para evitar la transmisión comunitaria.

El vocero del Ministerio de Salud, Ashraf al-Qedra, le dijo a Xinhua que apenas tienen kits de prueba de PCR (reacción en cadena de polimerasa) para detectar quienes tienen COVID-19 para dos día más, lo cual “va a ser una catástrofe”. Lo que complica la situación es que hay una seria escasez de suministros médicos que se necesitan para tratar a los pacientes cuyo sistema inmunológico es débil, pacientes que además sufren de otras enfermedades, como cáncer, o enfermedades de corazón o de los riñones.

En general, las condiciones de vida en Gaza son infrahumanas, con muy poco acceso a servicios básicos. Todas las escuelas están cerradas, pero sin electricidad, sin servicios de internet o teléfono celular, los niños y niñas de diferentes edades no pueden acceder a ningún modo de enseñanza a distancia que pudiese paliar la situación.

Air Force 1 Sage Low