Con gran optimismo científico, México y Argentina lanzan el nuevo Mecanismo Regional de Cooperación en el Ámbito Espacial

12 de octubre de 2020

12 de octubre de 2020 — Como una hermosa manifestación del optimismo científico y tecnológico, el 9 de octubre los cancilleres de Argentina y de México, el ingeniero Felipe Solá y el licenciado Marcelo Ebrard Casaubon, respectivamente, firmaron la “Declaración sobre la Constitución de Mecanismo Regional de Cooperación en el ámbito espacial’’, con el objetivo de crear una agencia espacial regional. La declaración la firmaron el ministro de Relaciones Exteriores Solá y el secretario de Relaciones Exteriores Ebrard, durante una ceremonia virtual que se realizó ese día; la declaración establece que su intención es crear una plataforma para “invitar al resto de la membresía CELAC”, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, a formar parte de esta iniciativa.

Asistieron a este evento virtual diplomáticos, académicos y funcionarios gubernamentales de diversas naciones, responsables de las áreas de ciencia y tecnología, entre ellos el ingeniero Raúl Kulichevsky, director de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), el doctor Salvador Landeros Ayala, director de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), y la rectora de la Universidad Nacional de Colombia, Dolly Montoya Castaño, quien además representa a toda una red de universidades iberoamericanas.

Después de la ceremonia, Ebrard anunció en su cuenta de Twitter: “Firmamos compromiso con Argentina para crear la Agencia Espacial Latinoamericana y del Caribe (ALCE). Gratitud a Felipe Solá y al Gobierno de Alberto Fernández así como a todos los miembros de la CELAC. Construimos futuro hoy desarrollando tecnología propia. Buena noticia!!”. El canciller Ebrard dijo que no estaba claro, dada la pandemia del COVID-19, si se podría llevar a cabo la ceremonia de la firma. Pero, agregó, en “esta emergencia se ha demostrado que el camino de la cooperación entre nosotros no sólo es algo deseable, sino lo más inteligente y práctico” para avanzar, según la reseña de la agencia Infobae. Ebrard expresó su alegría de que “pudimos reactivar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe [CELAC]” con esta iniciativa, incluso en medio de esta pandemia!

Según el boletín de prensa del gobierno argentina, Felipe Solá recalcó que, “esto es un mensaje para darle al mundo. Una región que está un poco atrasada globalmente pensando en términos de otras regiones del mundo, se esfuerza por cambiar, por dar un mensaje diferente… Este es un paso adelante en todo sentido, científico, y demuestra la capacidad mutua de colaboración; también es político, porque es un mensaje al resto del mundo”.

Diego Hurtado, secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación, de Argentina, explicó que “el sector espacial es un sector considerado estratégico desde hace varias décadas. Lo entendemos como una industria ‘industrializante’ en la cual nuestro país ha hecho enormes esfuerzos desde el campo académico, científico y tecnológico... entendiendo que el sector espacial es un gran vector de escalamiento de capacidades para nuestro sector económico”. Nuestra nación está dispuesta a compartir con el resto de la región, sus décadas de experiencia en la industria de satélites y actividades espaciales, afirmó. “Nuestra región tiene una extensa trayectoria de colaboración científica”, dijo Solá. Sin embargo, “mantenemos una deuda pendiente en el campo tecnológico, en lo que llamaríamos proyectos tecnológicos considerados estratégicos. En este sentido, el sector espacial tiene una enorme proyección por la gran cantidad de aplicaciones que resultan imperiosas para las necesidades de la región”. En particular, hizo hincapié en que “el proceso de integración de nuestra región debe incorporar la dimensión científico tecnológica y prestar atención en avanzar en tecnologías estratégicas sumando nuestras trayectorias para multiplicar las capacidades individuales de nuestros países”.

La Declaración plantea la creación de un mecanismo regional para la cooperación espacial, que sea responsable de coordinar actividades con las instituciones pertinentes de las naciones de Iberoamérica y del Caribe, garantizando que tenga la “personalidad jurídica y capacidades necesarias para operar como catalizador de los esfuerzos regionales, privilegiando el desarrollo de proyectos en materia espacial, cuyos resultados apoyen el bienestar y prosperidad de la región”. Al señalar los varios beneficios de orden científico y económico que traería esta cooperación, la declaración hace hincapié en la intención de aumentar el número de proyectos espaciales “a través de la captación del talento de jóvenes latinoamericanos y caribeños, así como el uso eficiente de los recursos disponibles”. El ministro Solá le dio las gracias a México por su colaboración, y manifestó que “esperamos multiplicar esfuerzos juntos”.