Sustituyen a los golpistas del Pentágono con personas que denunciaron el Rusiagate

12 de noviembre de 2020

12 de noviembre de 2020 — Luego de que el Presidente Donald Trump corrió al secretario de Defensa, Mark Esper, se desató en el Pentágono al día siguiente una ola de renuncias como protesta. La mayor parte de los renunciantes fueron sustituidos por personas de conocida lealtad hacia el Presidente y que han participado en varias actividades para denunciar el “Rusiagate” como un intento de golpe por parte de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y de Gran Bretaña.

Un boletín informativo del Pentágono informó que presentaron su renuncia el subsecretario en funciones para Política de Defensa, Dr. James Anderson, el subsecretario de Defensa para Inteligencia y Seguridad, Joseph Kernan, y el jefe de personal de la Secretaría de Defensa, Jen Stewart. El nuevo secretario de Defensa en funciones, Christopher Miller, delegó las responsabilidades de los renunciantes en Anthony Tata (en lugar de Anderson), Ezra Cohen-Watnick (en lugar de Kernan) y Kash Patel (en lugar de Stewart).

En 2017, Cohen-Watnick fue el director de inteligencia en el Consejo de Seguridad Nacional, nombrado por Michael Flynn durante su brevísima gestión como Asesor de Seguridad Nacional, hasta que fue despedido por el Asesor de Seguridad Nacional que sustituyó a Flynn, H.R. McMaster, en agosto de ese año. Cohen-Watnick participó en la investigación que realizó el representante Devin Nunes (cuando era presidente de la Comisión de Inteligencia) mediante la cual se conoció el papel de Susan Rice en el ataque a Flynn. Hasta antier, Cohen-Watnik había fungido como asistente del secretario de Defensa para Operaciones Especiales y Conflictos de Baja Intensidad.

Tata, es un general brigadier retirado y había sido postulado para el cargo de subsecretario de Defensa para Política el verano pasado, pero la Casa Blanca retiró su postulación luego de que la audiencia para su confirmación fue cancelada por el presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado, James Inhofe (R-OK), por las críticas contra Tata en la prensa por su postura antimusulmana y por haber llamado a Obama “terrorista”.

Patel era un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) y estaba a cargo de negociar la liberación de estadounidenses detenidos en otros países. Él condujo el acuerdo en octubre pasado mediante el cual se liberaron a dos estadounidenses y se entregó el cadáver de otro en Yemen, a cambio de 240 houties a quienes Arabia Saudita tenía retenidos en Omán, a donde fueron para un tratamiento médico. Patel visitó Damasco en agosto con el objetivo de buscar la liberación de dos estadounidenses que se creía detenidos ahí. El periódico Politico lo describe como “un seguidor de Devin Nunes que jugó un papel clave como parte del personal del Congreso para ayudar a los republicanos a desacreditar la indagatoria sobre Rusia”.

En cuanto al secretario de Defensa en funciones, Miller, quienes lo conocen lo caracterizan como un “dirigente destacado que en todos los niveles de su carrera ha sostenido una perspectiva sobre el impacto nacional de su trabajo y en general en la estrategia de defensa”, según la reseña del portal electrónico Military.com que se publicó el martes 10. Miller formó parte del primer contingente de fuerzas especiales del Ejército en Afganistán en 2001 y se le da el crédito de haber mantenido la unidad de la misión luego de que una bomba errante de un B-52 mató a 3 estadounidenses y a 10 afganos.

Miller se retiró del Ejército en 2014 con graduación del Colegio de Guerra del Ejército y de otras instituciones de posgrado y se incorporó al CSN en 2018, donde según Military.com tuvo la oportunidad de crear una buena relación personal con Trump.

NIKE AIR HUARACHE