India anuncia la puesta en marcha de una planta de desalación nuclear

22 de abril de 2007

19 de abril (EIRNS).- El Hindu/Deccan Herald informa que el Ministro de Ciencia y Tecnología de la India, Kapil Sibal, anunció la exitosa puesta en marcha de la planta flotante desaladora de 100,000 galones al dia, ubicada a unos 40 kilómetros de la costa de Tamil Nadu. La planta se va a mejorar para el 2008 para que procese un millón de galones al dia. El proyecto está bajo la égida del Instituto Nacional de Tecnología Oceánica (NIOT). Esta planta es la primera de su tipo en el mundo.

La planta está asentada en una barcaza de 65 por 16 metros que está anclada en el mar profundo. Entre los rasgos destacados de la planta están que se transmite vapor caliente saturado generado por una planta de energía nuclear, para calentar rápidamente el agua en una cámara al vacio localizada en la barcaza. El vapor de agua recientemente generado pasa por una cámara adyacente en donde el agua fría traida por tuberías de una profundidad de 600 metros de la Bahía de Bengala, al este de la costa Coromandal, cubre la cámara de enfriamiento y convierte el vapor de agua en agua potable limpia. NIOT dijo que el total de sólidos disolubles en el agua desalada es de 10 partes por millón, comparado con el límite nacional de 2,000 partes por millón.

El agua dulce después se transporta por barcaza en contenedores especiales de 50,000 galones, para ser bombeado en el sistema de distribución de agua en la costa.

El costo del proyecto hasta ahora ha sido de Rs. 220 millones (unos 5 millones de dólares), lo que podría aumentar en la medida en que la planta se haga más grande. El costo del agua producida, incluyendo el transportarla a la costa, es de unos $5.50 por 1,000 galones —es decir, dentro de los parámetros establecidos.

El mayor desafío para el NIOT en el diseño del sistema fue el de bombear el agua fría de una profundidad de 600 metros, manteniendo la tubería vertical. Usando pesos y varios tipos de guías sumergibles, se resolvió el problema. NIOT destaca que los diseñadores están buscando la forma de "salvar" estas plantas en ultramar en caso de un tsunami o grandes terremotos, que suelen ocurrir en esta región.