Comentarios de LaRouche en el festejo de la Academia de Ciencias Rusa al profesor Menshikov: "Un nuevo orden de relaciones en el

21 de may de 2007

<body><div id="article"><h1>Comentarios de LaRouche en el festejo de la Academia de Ciencias Rusa al profesor Menshikov: "Un nuevo orden de relaciones en el mundo"</h1><p>15 de mayo de 2007</p><p>Luego de que tomó la palabra el festejado, profesor Menshikov, el señor LaRouche hizo el siguiente comentario:</p><p>Cuando se llega al rango de edad del profesor Menshikov y mio —estoy ahora a punto de cumplir 85 años— a esta edad, si eres inteligente, como ustedes saben, no se piensa en lo que el futuro nos va a dar, sino que se piensa en lo que nosotros le vamos a dar al futuro. Y en este momento, a escala mundial, lo que necesitamos es alguien que cambie la agenda a la que se refirió el profesor Menshikov.</p><p>Está ocurriendo ya, la crisis más grande de toda la historia moderna. Hay un intento de encubrirla y negarla, pero está sucediendo. Yo veo que la mayor parte de Europa occidental, desde la frontera con Rusia y Bielorusia hacia el oeste, es un grupo de estados fallidos, que ya no son capaces de gobernarse a sí mismos, ni siquiera internamente en sus propios asuntos nacionales. Los intereses financieros supranacionales y otros intereses similares se han apoderado del mundo, en gran medida, para tratar de definir la política.</p><p>Cuando vemos a los políticos —y yo trato con políticos, en particular de los Estados Unidos— y los observamos en otros países, tenemos no solo estados fallidos, lo que incluye a la mayor parte de Europa occidental; los Estados Unidos también están en proceso de convertirse en un estado fallido. Yo tengo muchos amigos y algunas veces colaboradores entre los miembros del Congreso de los Estados Unidos y otras personas; pero encuentro que hoy en día, el pensar claramente no viene de los políticos. El pensamiento claro que se requiere para el proceso político está viniendo de un sector diferente, por lo común de representantes veteranos de los sectores profesionales de las fuerzas armadas, de inteligencia, diplomáticos y demás, que se sitúan por fuera de las controversias de corto plazo que fascinan a los políticos, y si consideran el futuro de la humanidad, en especial los veteranos.</p><p>Y apegándonos al tema que acaba de plantear el profesor Menshikov, yo creo que algunas de las cosas que él pronostica, se pueden cambiar. El problema es, ¿quién las va a cambiar? En la práctica, partimos de lo que dijo el presidente Putin de Rusia; ha hablado mucho, con otros, en actos recientes, sobre la Segunda Guerra Mundial, su conclusión y Franklin Roosevelt, y ha alabado la tradición de Roosevelt. Yo creo que cuando hacemos un pronóstico económico, y si se encuentran que el pronóstico no es satisfactorio, decimos, "¿cómo podemos cambiar ese pronóstico?". Se tiene que cambiar en la realidad, no sólo en el pronóstico. Y por lo tanto, ha llegado el momento de cambiar algunos de los rasgos axiomáticos de la historia mundial que está en marcha actualmente.</p><p>Europa es una colección de estados fallidos, al occidente de la frontera con Rusia y Bielorusia. Por lo tanto, los Estados Unidos tienen que cambiar su comportamiento, acercarse a Rusia, China e India, con el fin de crear un nuevo orden de relaciones a nivel mundial, atrayendo a todas las naciones más pequeñas para que cooperen con ellos. Yo creo que lo podemos hacer: podemos cambiar la historia.</p><p>Pero tenemos que confiar en las generaciones más jóvenes que vienen, en el rango de edad entre 18 y 35 años, las generaciones de jóvenes que libran las guerras, para que peleen esta guerra por algo mejor. Y tenemos que cambiar la perspectiva. En este caso, el papel de Rusia, con su cultura más que con su economía, en especial su cultura científica, para encargarse del potencial de la región grande del norte de Asia y el norte de Eurasia para desarrollar los enormes recursos minerales que se requieren, si es que se van a satisfacer las necesidades de China, India y otros países. Esto no es algo que puede exportarse, porque en la misma Rusia, hay un depósito de conocimiento de <em>cómo hacer esto</em> , del cual depende el resto del mundo.</p><p>Así que por ende, lo que yo creo que es urgente en este momento, es un programa de acción. Primero que todo, acción intelectual. Tiene que haber más discusión sobre esto, en particular entre sectores de veteranos prominentes en Rusia y los Estados Unidos. Lo tenemos. Tenemos que establecer un sentido de <em>realidad</em> de esta posibilidad. En este caso, probablemente podemos ganar el proceso político, bajo el calor de la crisis, para que se reconozca que ésta es la única alternativa ante lo que es ya la situación de mayor peligro en toda la historia moderna.</p><p>Gracias</p></div></body>