¿Quien le pone la mano verde (dólar) al Gordo Gore en México?

22 de may de 2007

18 de mayo (EIRNS).— "Al Gore viene a 'incomodar'; estará en Saltillo el 31 de julio", es el encabezado del periódico Vanguardia del 17 de mayo , al informar que la Secretaría del Ambiente del estado de Coahuila está organizando una conferencia para empresarios e investigadores para escuchar al Gordo Gore hablar de su tema. Héctor Franco López, secretario del ambiente de Coahuila, dio a conocer que el contrato con "la firma que representa Gore" está listo, incluyendo la condición que no se pueden publicar más detalles sobre el programa de Gore en Saltillo. Ni siquiera se menciona cuanto cobrará Gore. En Brasil, Gore desechó una invitación del Senado debido a que no estuvieron dispuestos a pagar ni un centavo. En Chile, sus amigos pinochetistas le pagaron cerca de $200,000 dólares.

Debe recordarse que Lyndon LaRouche estuvo en Saltillo, Coahuila, en el 2002 invitado por la Universidad estatal, donde presentó en detalle su propuesta para enverceder el Gran Desierto Americano en ambos lados de la frontera, propuesta que hizo noticia esa ocasión.

Ahora, Gore se despliega a ese mismo estado gobernado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Luego va a Ciudad de México, según informa la columna "Templo Mayor" del diario Reforma, pero no invitado por el presidente ilegítimo Felipe Calderón, sino por el jefe del gobierno de la capital mexicana, Marcelo Ebrard, para que hable en el Auditorio Nacional. Ebrard, un aliado nominal de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pero que en estos momento construye un enorme Caballo de Troya dentro de su movimiento, recibió 200 millones de dólares de la Fundación Bill Clinton, de los mil millones de dólares otorgados a las 14 ciudades más grandes del mundo para aplicar medidas contra el calentamiento global y emisiones de CO2.

Con esto Erbrard busca lanzar su plan para poner verde a la Ciudad de México con cinco medidas sobre las cuales propone se lleve a cabo un referéndum pero que todavía no ha anunciado. Lo que sí anunció ya Ebrard es que emitirá bonos de carbono y dictará medidas como el cambio del aire acondicionado y el sistema de calefacción en los edificios del gobierno local, pintar de blanco los techos para incrementar la reflexión solar y la introducción de fuentes alternas de energía.