¿Un Guantánamo en Texas?

29 de may de 2007

21 de mayo (LPAC).— Un brazo del aparato del estado policiaco del Departamento de Seguridad Nacional evitó que un observador de las Naciones Unidas visitara un "centro de detención" privado para inmigrantes indocumentados en Texas, en abierto desafío a los términos acordados por los Estados Unidos como miembro de las Naciones Unidas, que establecen que un experto independiente escogido por el Consejo de los Derechos Humanos de la Naciones Unidas debe tener "acceso a todas las prisiones, centros de detención y lugares de interrogación".La agencia UPI informó que el 18 de mayo la Unión Americana de las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) reveló la violación. Jorge Bustamante, observador especial de las Naciones Unidas, encabeza una misión de investigación para averiguar las condiciones de los derechos de los inmigrantes en los Estados Unidos. La Dirección de Inmigración y Aduanas (ICE, in inglés), le prohibió que hiciera una visita ya acordada a un centro de detención familiar en la ciudad de Taylor, Texas.

Quienes manejan el Centro de Detención Familiar Hutto, antes una cárcel de seguridad media, es la compañía de cárceles privadas Corporación de Correccionales de América bajo contrato con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, siglas en inglés). La ACLU representa legalmente a 12 niños en el correccional, en una demanda contra Michael Chertoff, secretario del DHS y a varios funcionarios de inmigración. La demanda condena las condiciones dentro del centro.

Bustamante, que trabaja como investigador especial sobre los derechos humanos de los inmigrantes, organizó una serie de reuniones con grupos de derechos humanos y grupos de inmigrantes durante su viaje de tres semanas, a fin de evaluar el tratamiento que le dan a los inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos. La ACLU dijo que la visita a Hutto, "se consideraba una parte muy importante de la visita del investigador especial a los Estados Unidos".

Echando mano de lo que se ha convertido en táctica dilatoria regular del régimen, un vocero de la ICE dijo que las "entidades no gubernamentales" quedarán al margen "mientras dure el litigio".