¡El LYM en Sudáfrica!

17 de julio de 2007

13 de julio de 2007 (LPAC).— Hoy, en Mafatsana, un pueblo que queda cerca de Johannesburgo, en Sudáfrica, se llevó a cabo la primera reunión importante del Movimiento de Juventudes LaRouchistas (LYM) de Sudáfrica. Al acto asistieron 20 miembros de la localidad.

El grupo de personas mayores que participaron en esta reunión han venido leyendo los escritos de Lyndon LaRouche mas ó menos desde principios de los años 90, pero se perdió el contacto por un tiempo entre el grupo sudafricano y el movimiento. Sin embargo en marzo de este año, un pequeño grupo de jóvenes comenzó a distribuir literatura en las universidades locales, entonces se puso en contacto con el cuarto de guerra, presentándose como el Movimiento de Juventudes LaRouchistas de Sudáfrica.

Esta semana comenzó con la discusión de hoy el escándalo del siglo, el escándalo internacional de la BAE, sus orígenes en el sistema oligárquico veneciano, y su relación con Sudáfrica, que data desde la colonización anglo-holandesa y luego durante el reinado de Cecil J. Rhodes hasta llegar a la situación de Sudáfrica hoy en día.

Luego la discusión se dirigió hacia las alternativas posibles a este sistema y sus soluciones, como la ejecución de los megaproyectos de infraestructura, como el Túnel del Estrecho de Bering y la energía nuclear, adoptando el plan de recuperación económica de Franklin D. Roosevelt y el Nuevo Bretton Woods. Especialmente se le puso gran atención al plan para que Sudáfrica construya los 24 reactores de Alta Temperatura Pebble Bed. La respuesta por parte de todos los presentes fue de un gran entusiasmo y de mucho optimismo.

Durante el extenso período de discusión, se hicieron varias preguntas que mostraban el proceso de reflexión sobre el sistema de recuperación económica que habíamos presentado. Sin embargo, varias de las inquietudes tenían que ver directamente con el Movimiento de Juventudes propiamente. Una joven preguntó sobre qué podían hacer los jóvenes para dar a conocer las ideas de LaRouche; la respuesta fue una reflexión sobre Juana de Arco y las acciones sublimes que ella emprendió en las circunstancias políticas de su época.

Al finalizar la reunión el optimismo estaba a la orden del día. Haciéndonos eco de lo expresado por uno de los miembros mayores, el rumbo se debe centrar en las ideas de Federico Schiller y la hipótesis de la hipótesis superior de Platón.