Putin: ¡El diablo está en los detalles!

12 de abril de 2008

7 de abril de 2008 (LPAC)—Tanto en el documento final dado a conocer al concluir la cumbre en Sochi, Rusia, entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el de Estados Unidos, George Bush, como durante su conferencia de prensa conjunta del 6 de abril, quedó claro que Bush no estaba listo para aceptar las propuestas que su homólogo RUSO le había hecho en Kennebunkport en julio del 2007 sobre un sistema de defensa antiproyectiles conjunto, y que sigue comprometido con la expansión de la OTAN. Putin dijo que, "hubo y siguen habiendo ciertos desacuerdos sobre varias cuestiones, pero continúa la búsqueda de denominadores comunes" entre EU y Rusia. En Sochi, dijo, "hemos adoptado una declaración sobre un marco estratégico. Por supuesto que no aporta ninguna solución fundamental para muchas cuestiones, pero realmente no esperábamos esto... La declaración también refleja nuestros desacuerdos continuos, especialmente en el campo político-militar, pero reafirmamos nuestra disposición a trabajar para superar esas diferencias... Yo no ocultaré que en varias de las más, uno de las más difíciles fue y continua siendo la cuestión de la defensa contra proyectiles en Europa...se trata del meollo del asunto. Quiero ser muy claro al respecto: nuestra actitud fundamental hacia los planes estadounidenses no ha cambiado. Sin embargo, es obvio que ha ocurrido cierto progreso. Estados Unidos escuchó nuestras preocupaciones. En marzo en la reunión de los dos más dos, y hoy temprano en mi conversación con el presidente Bush, nos ofrecieron una serie de medidas de transparencia y para fomentar la confianza mutua en el campo de la defensa contra proyectiles, y podemos sentir que el Presidente de Estados Unidos tiene un enfoque muy serio y que está dispuesto sinceramente a resolver este problema".

"Nosotros apoyamos este enfoque, y ciertamente, en principio pueden encontrarse las medidas adecuadas para fomentar la confianza y la transparencia... En lo que toca a las armas ofensivas estratégicas, nosotros aún tenemos ciertas diferencias en nuestros enfoques básicos".

Bush dijo: "Reconozco a cabalidad que hay gente en EU y Rusia que piensa que aún existe la Guerra Fría. Y algunas veces eso dificulta las relaciones... Una de las áreas en la que hemos acordado trabajar juntos es en la defensa contra proyectiles, y obviamente, como mencionó Vladimir, ésta es un área en donde nos queda mucho por hacer para convencer a la contraparte rusa que este sistema no apunta contra Rusia".

Putin dijo más adelante: "¿Qué puede convencer a Rusia que este sistema no apunta contra nuestra nación? Quisiera resaltar aquí varios elementos. Primero, lo mejor es trabajar conjuntamente en un sistema mundial de defensa contra proyectiles, con igualdad de acceso de corte democrático a la administración de dicho sistema. A esto se refería George cuando dijo que, a nivel tecnológico, ciertos intercambios lo hacían posible, que podría ser posible el intercambio de información. Podemos trabajar conjuntamente si emprendemos dicho trabajo conjunto con igual acceso democrático al manejo del sistema. Esta sería la mejor garantía de la seguridad de todos".

"Si no lo hacemos en este momento, entonces insistiremos que el sistema, la transparencia de la que hablamos, los asuntos de verificación podrían ser objetivos en los que pudieramos trabajar, funcionar de forma continua, permanente, con la ayuda de expertos que deberían estar presentes en esos sitios de forma permanente. Esta es la respuesta a la primera parte de su pregunta".

"En lo que respecta a la expansión de la OTAN, hablamos mucho sobre esto temprano esta mañana. Yo reafirmé la posición de Rusia al respecto. Creo que para mejorar las relaciones con Rusia es mejor no jalar a las antiguas repúblicas soviéticas a bloques político-militares, sino desarrollar relaciones con Rusia misma".