Expulsan de la campaña de Clinton al agente británico, Mark Penn

15 de abril de 2008

7 de abril de 2008 (LPAC).— No le crean ni una sola palabra a la basura de los medios des-informativos sobre el despido del dizque "estratega" agente británico, Mark Penn, de que supuestamente daña la campaña de Clinton. Penn, un caballo de Troya, y quien odia las políticas de Franklin Delano Roosevelt, era el principal asesor de la campaña de Hillary Clinton hasta el domingo 6 de abril, y no es más que una mercancía británica "adquirida" propiedad del "Grupo WPP", el monopolio publicitario británico. WPP adquirió su compañía, Burson-Marsteller, junto con una media docena de otras compañías de relaciones públicas estadounidenses (sólo de nombre) del 2000 a la fecha. Estas adquisiciones del Grupo WPP le dan a Londres un control poderoso de las elecciones presidenciales en EU. WPP también es propietaria de la agencia calificadora Nielsen TV, que puede eliminar con sus informes programas de televisión y candidatos que sacan anuncios en la TV.

LPAC identificó por primera vez a Penn como un caballo de Troya cuando se descubrieron sus viejas ligas con el promotor de Bloomberg, Doug Schoen.

Así, como lo denunció primero Tony Chaitkin en febrero, el Grupo WPP podía manipular —desde Londres— las campañas presidenciales en los Estados Unidos: Mark Penn como el principal asesor de Clinton; Charles Black de Black Manafort (ahora BKSH) como el principal asesor de John McCain; y Doug Schoen, socio de Penn en la compañía, Penn Schoen, la principal asesora y promotora de Michael Bloomberg.

El 6 de abril, Penn fue despedido de la campaña de Clinton por hacer cabildeo a favor del Tratado de Libre Comercio con Colombia —la política británica y de la Casa Blanca, a la que se opone Hillary Clinton— por lo que el gobierno colombiano le pagaba por lo menos $ 700,000. Cuando resultó que no estaba representando a la campaña de Clinton cuando se reunió con funcionarios colombianos, Colombia se enojó porque esperaba que Penn pudiera entregarles a los demócratas.

Es bien sabido también que Penn se opone a que la senadora Clinton insista en sus políticas económicas dirigidas hacia el 80 % de la población de menores ingresos y al hombre olvidado. En febrero, el noticiero ABC informó que Penn hizo un berrinche por el anuncio pagado de la campaña de Clinton, "Caída libre" que decía que la economía de los Estados Unidos estaba en caída libre por los embargos hipotecarios, la pérdida de empleos, las tasas de interés en espiral y el cuidado a la salud, gritandole al productor del anuncio y sacando de su oficina a otros funcionarios de la campaña.