Senadores enemigos de la especulación de Londres, le dan la espalda a Soros

6 de junio de 2008

3 de junio de 2008 (LPAC).— El megaespeculador George Soros, el principal conducto monetario de la oligarquía británica para corromper el proceso electoral de EU, estaba supuesto a ser el "testigo estrella" en las audiencias que sostuvo el 3 de junio la Comisión de Comercio de EU ¡sobre la especulación! y en particular la del petróleo. Pero en vez de dominar a una bola de senadores demócratas admiradores suyos, éstos acabaron por darle la espalda, y más bien pidiéndoles a otros testigos información concreta sobre la "evasiva de Londres", que le permite a los bancos inversionistas y a los fondos especulativos manipular en grande el precio del petróleo, y cómo Estados Unidos podía acabar con esto. Luego de una breve declaración, en la que pontificó sobre una "burbuja superimpuesta sobre una tendencia al alza del precio del petróleo", Soros permaneció virtualmente en silencio durante dos horas, mientras las senadoras María Cantwell, demócrata por Washington, y Olympia Snowe, republicana de Maine, junto con varios de sus colegas se enfrascaron en un animado intercambio sobre la especulación energética no regulada de los mercados a futuro "de ultramar" de Londres, con el profesor de derecho Michael Greenberger, consultor del Departamento de Justicia de EU, y con el doctor Mark Cooper, de la Federación de Consumidores de EU. Greenberger dijo que, la única razón por la que se había frenado la desbocada tendencia al alza con "superpicos" en el precio del petróleo, fue porque los senadores presionaron a la Comisión de Control del Mercado de Futuros de Productos Básicos, o CFTC. El precio ya andaba por los 135 dólares el barril el 25 de mayo, pero en las últimas dos semanas ha bajado a unos 125 dólares.

Soros finalmente se sintió incómodo de verse relegado a segundo plano e intervino externando un fuerte desacuerdo con Greenberger y Cooper. "Pienso que todo este enfoque [sobre la especulación] es la manera equivocada de verlo", dijo. "Lo que sucede con el precio del petróleo es fundamentalmente un asunto de oferta y demanda... Los campos petroleros del mundo se están agotando. El consumo está creciendo en las naciones del Tercer Mundo. La recesión desinflará la burbuja, pero sólo temporalmente. El asunto más importante es el de largo plazo, que es el calentamiento global".

Eso en cuanto a la "advertencia sobre la burbuja especulativa del mago del mercado" Soros.

Como para echarle sal a la herida del ego del gran especulador británico, el senador Byron Dorgan, demócrata por Dakota del Norte, le hizo la primera pregunta a Soros después de una hora:"Se dice que usted, con sus fondos especulativos, obtuvo una ganancia de 3 mil millones de dólares el año pasado...¿Alguna parte de esto vino de especular con el petróleo?" "¡No,no!" dijo Soros. Dorgan: "¿Y usted está diciendo que esta burbuja de precios desaparecerá con una recesión y que no tenemos que hacer nada al respecto?" "No,no" repitió Soros, quien explicó atropelladamente que, ¡en realidad no sabía mucho sobre el mercado petrolero a futuro!

Después de la audiencia, Soros recibió la declaración "LaRouche denuncia la ofensiva imperial británica para manipular la elección presidencial estadounidense", en la que se le critica por nombre y de forma destacada. Lyndon LaRouche comentó que el sorpresivo aislamiento de Soros en la audiencia podría indicar que "ya se corrió la voz, y algunas personas están asqueadas de lo que está haciendo". Cuando se le preguntó a Soros si todavia estaba financiando la campaña del senador Barack Obama, dijo que ya eso no era necesario, y que ahora estaba financiando actividades generales del Partido Demócrata.

Reportajes afines:
[a:href="\/packages\/salvemos-al-estado-nacional\/view"]Salvemos al estado nacional[/a]