Senadores quieren forzar al Gobierno de EU a cesar el control británico sobre el petróleo

6 de junio de 2008

3 de junio de 2008 (LPAC).— "Se hincó ante los británicos", fue como un testigo en el Senado describió el 3 de junio al presidente de la Comisión de Control del Mercado de Futuros de Productos Básicos, o CFTC, que ha dejado en manos de los británicos y de Dubai "regular" la especulación en el mercado de petróleo a futuro de EU, en vez de las autoridades norteamericanas. En una audiencia sobre la manipulación del alza astronómica del precio del petróleo, el testigo pericial Michael Greenberger, profesor de derecho en la Universidad de Maryland, le dijo a siete miembros airados de la Comisión de Comercio del Senado que, por convenio con los británicos, 35% de las transacciones estadounidenses de crudo intermedio del occidente de Texas a futuro ahora se hacen en "mercados oscuros", totalmente desregulados. Según Greenberger, en estos mercados el 70% de las compras de petróleo a futuro de EU lo controlan un puñado de fondos especulativos y tres casas inversionistas —Goldman Sachs, Morgan Stanley y JP Morgan Chase—, que impulsan el alza constante de precio, al tiempo que, "irónicamente, "predicen" que subirá a 200 dólares por barril. Esta manipulación especulativa de los precios del petróleo y la energía de Londres y Wall Street, con la complicidad consciente de la CFTC y su presidente Walter Lukken, fue también atacada por el testigo de la Federación de Consumidores de EU, el doctor Mark Cooper y por los mismos senadores, quienes la calificaron como la "evasiva de Londres", responsable de 35 a 50% del precio actual del crudo. Cooper le dijo a los senadores: "Remánguense las mangas, hagan valer la autoridad nacional de Estados Unidos y regulen estos mercados".

El 25 de mayo, la senadora María Cantwell y 22 de sus colegas dieron a conocer una carta exigiéndole a la CFTC acabar con la "evasiva de Londres". Lukken respondió el 29 de mayo con la promesa de actuar "para el otoño". Este sólo intercambio bastó, dijo Greenberger, para frenar el alza vertiginosa del precio del petróleo, que andaba a unos 135 dólares rumbo a los 200, y bajarlo a unos 125 por barril. La senadora Cantwell dijo después de la audiencia del 3 de junio: "Ahora habrá muchos más firmantes; creo que la CFTC tomará las medidas que requieren la economía y la moralidad del pueblo de EU". De no ser así, ella cree que el Senado aprobará legislación para forzar a la CFTC a actuar.

Greenberger y Cooper detallaron cómo se comercia un 35% de los futuros del crudo de Texas occidental en un mercado con sede en Atlanta, Georgia —la Lonja Intercontinental de Productos Básicos o ICE-, el cual, gracias a la CFTC, en términos jurídicos es un mercado de ultramar de Londres ¡bajo la supervisión única de la Dirección de Servicios Financieros de Gran Bretaña! Y el comercio de petróleo a futuro en la Bolsa Mercantil de Nueva York ahora sólo lo "regula" la administración financiera de Dubai, controlada por Londres, debido a otro acuerdo con los funcionarios de la CFTC. En lo que prácticamente son mercados de ultramar británicos, Greenberger dijo que los bancos y fondos especulativos arriba nombrados sencillamente "continúan y repiten el crac de las hipotecas de alto riesgo, y todos sus derivados, en el mercado de productos básicos".

Gerry Ramm, de la Asociación de Comercializadores de Petróleo de EU, le puso una nota muy seria al asunto cuando le dijo a los senadores que los vendedores de gasolina, diesel y propano de todo EU enfrentan la quiebra y empezará a cerrar sus estaciones, porque "no podemos obtener crédito para comprar nuestras existencias", que han doblado de precio.

Reportajes afines:
[a:href="\/packages\/salvemos-al-estado-nacional\/view"]Salvemos al estado nacional[/a]