George Soros promueve la muerte

19 de junio de 2008

17 de junio de 2008 (LPAC).— En 1994, la rata asesina de Londres, George Soros, empezó un proyecto para ayudar a promover la idea de la eutanasia y la legalización del "suicidio asistido". En un ensayo titulado "Reflexiones sobre la Muerte en América" Soros se explaya, "¿Qué es lo que queremos transformar y por qué? Una explicación comienza con un asunto menor, el nombre de nuestro proyecto. Hubo grandes discusiones hasta deshacernos de los eufemísmos ingeniosos y estar de acuerdo en un nombre que estableciera directamente nuestro propósito, aunque fuera duro: El proyecto sobre la muerte en América". Después pasa a quejarse de que se le presta demasiada atención a prolongar la vida humana, afirmando que el "énfasis en tratar las enfermedades, en vez de aportar cuidados ha alterado la práctica de la medicina. La gente vive más y sufren cuatro o cinco enfermedades antes de morir. Pero la cuenta por el cuidado de la salud crece con cada enfermedad...los doctores y enfermeras trabajan para prolongar la vida, en vez de preparar al paciente para la muerte". Soros decide que la forma de solucionar el supuesto problema que tienen los doctores en "prolongar la vida" se puede resolver entrenando a los doctores y enfermeras en el "cuidado a los agonizantes". En la parte final de su ensayo, Soros llega hasta decir que " incluso aunque se legalizara el suicidio asistido muy pocos enfermos moribundos aprovecharían esto. Después de todo, mi madre negó mi ayuda y estoy contento de que lo haya hecho". Soros se jacta, en cada ocasión que puede, incluyendo el prefacio a la edición del 2000 de las memorias de su padre, que lo que ha definido toda su vida fue su experiencia cuando era jovencito en una Hungría ocupada por los nazis, cuando se hizo pasar por el "ahijado" de un funcionario medio del ministerio de agricultura, y ayudó a confiscar propiedades de los judios -mientras se "eliminaba" a la mitad de la población judia de ese pais. Soros dice que no siente remordimientos o culpa por el exterminio de judios húngaros. La idea que tiene Soros de la santidad de la vida humana, es la de un sociopata.