Declaración del LYM Argentina en defensa del Estado Nacional Soberano

26 de junio de 2008
La sección argentina del movimiento internacional de juventudes larouchistas, LYM, emitió la siguiente declaración el 24 de junio

Cacerolas Made in London

Crisis financiera

La crisis de desintegración del sistema financiero mundial, que muchos creyeron imposible, pero de la que advirtió por años el economista y ex candidato presidencial estadounidense Lyndon LaRouche, ya es visible. Y los dueños del sistema moribundocon epicentro en la City de Londres—están desplegando desestabilizaciones políticas, económicas y sociales, en todo el globo, para tumbar a cualquier gobierno que se resista al suicidio que se llama globalización y libre comercio.

Hiperinflación

Vivimos un proceso hiperinflacionario planetario, del cuál ningun país queda exento. Los precios de materias primas su-ben cada vez más, fruto de dinámicas puramente especulativas: el petróleo está por las nubes, los metales, los alimentos, etc., y ninguna medida global se ha aplicado para detenerlos.

Hambruna

El año 2008 nos mostró de frente la crisis alimentaria que venía desarrollándose de forma progresiva. La producción per capita de comida está bajando, y ya produce 25.000 muertes diarias por inanición.

Especulación: el caso de Soros

Este moribundo sistema financiero requiere la creación de burbujas especulativas cada vez mayores para postergar un poquito más su muerte, y el sistema imperial británico, que controla este proceso, lo aprovecha para reducir la producción de comida, y de humanos.

Matones importantes se han movido para desarrollar una burbuja especulativa agrícola, en Argentina y en el mundo.

El caso de George Soros es ejemplar: Adecoagro, su fondo de especulación, tiene en propiedad mas de 225 mil hectáreas en Sudamérica, incluida Argentina. Adecoagro es uno de esos pooles de siembra que la Presidenta Fernández de Kirchner correctamente ha denunciado. Soros, el megaespeculador y promotor de la legalización de las drogas, quien ahora se ha movido para tomar control del Partido Demócrata de los EU, para destruirlo, es conocido hampón de los británicos, pero no es el único actor.

Desestabilización

¿No ves claramente el ataque estratégico a cada una de las naciones de sudamérica?, ¿No estás alarmado por el proceso de secesión típicamente británico con el que están desmembrando a Bolivia? ¿No te sorprenden las denuncias de intentos de asesinato a Rafael Correa de Ecuador y otros? ¿No te parece curiosa la manera en que las FARC, el cartel de la cocaína más grande del mundo controlado desde Londres, han tratado de balcanizar a Colombia?

Londres ordena: "Volteen a su gobierno"

Durante mayo y junio, los principales diarios londinenses y de Europa continental han manifestado su profunda molestia por la intervención de Argentina contra el libre comercio. ¡Impíos! ¡No se protejan!

-The Economist y el Guardian de Londres, como muchos personajes opositores en nuestro país, expresan su principal molestia en sus denuncias contra medidas proteccionistas como el impuesto a las exportaciones agropecuarios. El Guardian dijo el 17 de junio que Argentina ya cae en la anarquía... aun más violencia en las calles, y la posiblidad real de que haya una desintegración social y un desplome político". Y en mayo, el Berliner Tageblatt de Alemania dijo: Ya es sabido que el gobierno de la Sra. Kirchner no llegará a su término y será violentamente despojada de su cargo a corto plazo por fuerzas civiles integradas por ciudadanos comunes y miembros activos del sector agropecuario.

Y vos: ¿Estás con Londres en este plan, o con Argentina?

¿Qué debemos hacer los Argentinos?

¡No seguirle el juego al imperio! No aliarnos a peleas para beneficio de los especuladores. Luchemos por nuestros propios intereses. Vayamos juntos por todo eso que nos falta, en paz.

El conflicto real, es la pelea por el derecho del Estado a dirigir e intervenir la economía para defender el bienestar general de todos los ciudadanos.

Debemos reconocer que es el mundo el que está bajo una crisis general sistémica, y actuar en defensa de la soberanía nacional -regular e intervenir en la dinámica económica del país-, a la vez que actuamos internacionalmente para establecer un nuevo sistema económico entre naciones.

Las naciones de Iberoamérica debemos estar juntas peleando por la reorganización del sistema financiero mundial. Sólo bajo un nuevo sistema tipo Bretton Woods, donde jefes de estado (no banqueros), establezcan acuerdos económicos entre naciones a largo plazo, y se posibilite la reconstrucción de la infraestructura necesaria, industrialización mediante, saldremos del actual sistema genocida. Como lo ha detallado Lyndon LaRouche, necesitamos una alianza inicial de 4 potencias, India, China, Rusia y Estados Unidos, abierta a más miembros, para enfrentar a la oligarquía financiera internacional y establecer un nuevo sistema económico sin ningún resabio del sistema de monetarismo y libre cambio británico, para pasar así a un concierto de acuerdos a largo plazo entre naciones que garantice el desarrollo soberano de cada nación participante.

Por ejemplo, el comercio internacional de alimentos se debe negociar entre gobiernos soberanosy no con buitres financieros como los pooles de siembra de intermediarios. Lo mismo con el petróleo: acuerdos bilaterales de compraventa, como se hacía en los 1960s, les darían el golpe de gracia al mercado spot de Rotterdam y acabarían con la burbuja especulativa.

A la vez hay que tomar medidas físico-económicas concretas para duplicar la producción mundial de alimentos. Y hay que enterrar la idea desquiciada de los biocombustibles, y dedicarnos a lograr la transición a la era de la energía nuclear.

Argentina puede jugar un rol muy decisivo en este reordenamiento internacional. Necesitamos reestablecer, más que nunca, el imprescindible Club de Presidentes sudamericanos que vimos unidos estos últimos años, antes de que nos destruyan uno por uno separados, y concretar la creación del Banco Del Sur para construir los proyectos de infraestructura que necesitamos en la integración físico-económica.

¿Sabías que asociándote al ataque al gobierno nacional de la Presidenta Fernández de Kirchner estás simplemente entregándote como fuerza de choque para los buitres financieros de la City de Londres?

¿Querrás ser carne de cañón para una operación del Imperio Británico contra Argentina similar a la Guerra de Malvinas?

Mejor no. La dura historia de nuestro país, y la postergación de nuestro desarrollo, mediante conflictos internos Made In London, ya nos tienen hartos.

Mantengamos una unidad nacional estratégica, y exijámosle al mundo un nuevo sistema económico mundial, porque con el libre comercio y la globalización, perdemos todos.