El padrino de Obama ataca de nuevo: promueve las drogas en las Américas

21 de agosto de 2008

16 de agosto del 2008 (LPAC).— George Soros, el padrino de Barack Obama, ha sumado a su partafolio brasileño en meses recientes la compra de un ex presidente de Brasil además de grandes posiciones de acciones en los gigantes del petróleo y la minería Petrobras y Vale. El ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), con el apoyo del dinero de Soros y jugadores clave del aparato internacional de Soros por la legalización de las drogas, ha organizado una "Comisión Latinoamericana por las Drogas y la Democracia" para impulsar la legalización de las drogas de Soros. La comisión de 18 miembros, fundada el 10 de abril en Río de Janeiro, alega que ha fracasado el control de la producción de drogas; y como de cualquier manera su combate es muy oneroso entonces la sociedad debiera aceptar la idea de deshacerse de los narcóticos y optar por las medidas de "reducción del daño" y "descriminalización". La nueva comisión, en pocas palabras, es un nuevo instrumento para la Guerra del Opio británica contra las Américas.

Con Cardoso, Soros se compró también para copresidir la comisión junto: al ex presidente colombiano César Gaviria (1990-94), infame por haber permitido a sabiendas que la mafia de la droga controlara la Asamblea Constituyente que reescribió la Constitución durante su mandato; y al ex presidente mexicano Ernesto Zedillo (1994-2000). Fundadores sobresalientes de la nueva comisión son el Open Society Institute de Soros, el Instituto Fernando Henrique Cardoso y la ONG financiada por Soros Viva Río.

El guía de la comisión es el Transnational Institute of Amsterdam, financiado por Soros, también activo en el proyecto ligado al Gobierno británico para legalizar el comercio del opio en Afganistán. El Transnational Institute, con el Open Societe Institute de Soros, dirigieron el proyecto de los Coca 90, con el que se organizó a los productores de coca en la región de los Andes de Sudamérica como un ariete por la legalización. Otro agente clave en ese proyecto de la coca, Diego Garcia-Sayán de Perú, también financiado por Soros, es miembro de la comisión.

Entre otros miembros de la comisión se cuentan bien conocidos agentes británicos tales como Joao Roberto Marinho de Brasil que encabezara el Worldwide Fund For Nature del príncipe Felipe en Brasil; y el perverso liberal peruano Mario Vargas Llosa, cuya campaña presidencial de 1990 fuera dirigida por el compadre de Soros lord Mark Malloch Brown, actual ministro del Reino Unido para África, Asia y las Naciones Unidas, según se informa, importante conducto británico hacia Barack Obama.

Martin Jelsma del Transnational Institute, dijo en la reunión fundadora de esta nueva comisión que "no habrá un mundo libre de droga". Su trabajo es lograr un cambio a nivel internacional que se aleje del "enfoque norteamericano" de guerra a las drogas, a favor del "enfoque europeo" de reducción del daño, para la próxima evaluación de 10 años de la Asamblea General de la ONU sobre drogas. La comisión se volverá a reunir en septiembre en Bogotá y en febrero del 2009 en la ciudad de México.